miércoles, 24 de mayo de 2017

ANA MENDIETA. Siluetas


Ana Mendieta (1948-1985) ha sido una de las artistas femeninas más representativas del siglo XX, y su obra se extiende por múltiples formatos y técnicas de representación: body art, land art, earth body, performance...
De la misma manera, sus temáticas han sido amplias, desde el arte feminista a la defensa de la naturaleza o la crítica al poder, pues si por algo se caracterizó su arte es por el tránsito por territorios fronterizos, ella que era una mujer en un gremio (el de artistas) masculinizado, emigrante o mestiza o de raíces católicas y afrocubanas en una sociedad WAPS
Una de sus series más conocidas (y a la que dedicó más de una década) fueron las siluetas, en donde utilizaba su propio cuerpo (body art) interaccionando con la naturaleza (land art) de forma casi teatral (performance).
De ellas, evidentemente, sólo nos quedan las fotos, pálidos recuerdos de un arte que no quiere comercializarse (arte conceptual) y propone mucho más el evento que la eternidad, el gesto, lo ocurrido a lo definitivo.
Las temáticas que aborda en esta serie son muy amplias; veamos un ejemplo.
En muchas ocasiones recurre al camuflage. La artista busca perderse en la Naturaleza, confundirse con ella como crítica a una sociedad que está olvidando lo ecológico como si fuera algo superfluo, buscando sus raíces en el propio paisaje.

En otras ocasiones busca dejar su marca en lo natural. Una marca, por otra parte, sumamente blanda, que muy pronto la erosión eliminará, como hace el tiempo con cada uno de nosotros, borrándonos rápidamente una vez desaparecidos (de la esfera pública o de este mundo, da lo mismo), devorándonos en su ciclo eterno que borra cualquier tipo de ego sin apenas inmutarse.

También hay sitio en estas siluetas por el retorno a culturas tradicionales, casi al borde de la extinción, que, de nuevo conectan con un mundo mágico en donde la Naturaleza se relaciona con la persona de forma íntima y simbólica, resucitando así las culturas que son devoradas por el modelo occidental.

Y por supuesto para el discurso feminista que tanto critica al machismo y todas sus formas de violencia como indaga en las sutiles relaciones Naturaleza-mujer, el poder blando, la seducción y la empatía.
Su obra y reflexiones son tan actuales que realmente parece puro arte actual, tanto por los medios como por los discursos

No hay comentarios:

Publicar un comentario