martes, 16 de mayo de 2017

COMMERZBANK. Norman Foster


Utilizando tres grandes pilares colocados en triángulo (y que sirven tanto para sujección como para situar en ellos los ascensores, como ya había realizado en otras obras anteriores), el arquitecto ensambla los distintos módulos de oficinas (que realmente cuelgan de los pilares, como ya realizara en su famoso Banco de Hong Kong o la torre de Bankia de las Castellana) que se sitúan a distintas alturas (creando una forma escalonada), no coincidiendo sus fachadas (al menos en los huecos) que se comban hacia el exterior.

Se crea así un edificio que rompe la tradicional caja vertical para crear una verdadera ciudad en altura dominada por su pilar más elevado.
.

La arquitectura es la más alta del famoso skilane de la ciudad de Frankfurt

No hay comentarios:

Publicar un comentario