martes, 6 de junio de 2017

Shirin Bika Agha Mausoleum. Samarcanda



Parece imposible elegir entre los dieciseis mausoleos que componen Shan i Sinda, la ciudad de los Muertos de Samarcanda de la que ya hablábamos aquí.
,
 Sin embargo, este me pareció especialmente delicado y os invito a ver alguno de sus detalles.

Su fachada en iwan es tan magnífica como el resto, con mayólicas de azul cobalto y sus decenas de "mandalas" florales que invitan a la meditación o, simplemente, a la alegría de ver su magnífica policromía, tan exuberante.


En el interior, sin embargo, se suaviza el color y todo se vuelve de una delicadeza extrema. Un verdadero sueño de azul y oro.

En sus paredes se van alternando paisajes de clara influencia china que nos hablan de esta ruta de la seda y sus mil influencias recíprocas.

 Son paisajes serenos, suaves en su tierno manierismo califráfico que se compensa por el uso de un color suave, casi desvaído, con el que nos hablan del paraiso islámico entendido como un maravilloso jardín



Un poco más arriba se encuentran sus celosías y juegos de luces.
 .


Pero la gran guinda del pastel es la cúpula, pintada al fresco como gran parte de toda la decoración interior y su representación de los siete cielos que se derraman desde la divinidad central hacia el mundo terrenal, con exquisita "lágrimas" de azules atauriques que se agrandan según descienden.

.




No hay comentarios:

Publicar un comentario