jueves, 11 de enero de 2018

Retrato del dux Francesco Venier. Tiziano


De nuevo regresamos a la magnífica colección del Museo Thyssen para ocuparnos ahora de Tiziano y su Retrato del dux Francesco Venier
Estos duces de los que ya nos hemos ocupado aquí eran los representantes de la oligarquía veneciana y Tiziano (como ya hablamos en relación con Carlos V) nos lo muestra magnífico en sus símbolos exteriores (capa, anillo, gorro típico) mientras nos transmite la fragilidad de su salud, su mirada cansada (pero artera), sus pómulos salientes en su cara demacrada...
El escenario es tan simple como rotundo, con la majestad del gran paño rojo equilibrada por la ventana a la manera de los primitivos flamencos (heredada de Mantegna), situando en su centro, bajo una clara composición triangular de tres cuartos, al personaje.


Como siempre ocurre en el maestro su pincelada suelta es magnífica, consiguiendo (a través de la luz) una gama asombrosa de texturas.
La lección dorada de obras como estas serán básicas para el futuro Rembrandt




1 comentario:

  1. Me encanta la perfección de los trazos... Gracias por compartir... :)

    ResponderEliminar