miércoles, 14 de febrero de 2018

LANFRANCO. Primera Parte


San Agustín y el misterio de la Trinidad. Sant' Agostino. Roma

Como ya veíamos en Guido Reni, la escuela clasicista no siempre mostró la limpieza y armonía de los Caracci o Domenichino.
Lanfranco es una buena prueba de ello, y su pintura se nutrió de múltiples influencias que la hicieron oscilar entre lo boloñés y lo caravaggiesco, sin olvidar la influencia de Correggio en sus pinturas murales, como la que le catapultaría a la fama: la cúpula de Sant' Andrea.




Protegido del conde Orazio Scotti y formado en Parma con Agostino Carracci, se trasladó a Roma con su hermano para la gran empresa del Palazzo Farnesse
Sus obras primeras grandes obras romanas las realizará en la capilla de Bongiovanni en San Agustín y la de Santa Teresa de San José 
En ellas vemos un profundo conocimiento de la pintura tenebrista (o al menos de sus modos que une a la idealización boloñesa)




Coronación de la Virgen. Sant' Agostino. Roma

Incluso se encuentra en estas obras la perfecta prueba de sus difíciles relaciones con Domenichino y su ¿plagio? Comprobadlo por vosotros mismos
Sant Agostino. San Agustín y San Jerónimo

Domenichino. Última comunión de SanJerónimo



No hay comentarios:

Publicar un comentario