domingo, 13 de mayo de 2018

LA IGLESIA DEL SAGRARIO DE SEVILLA


Muchos la desconocen aunque miles de personas pasen por delante de su puerta, creyendo incluso que se trata de una entrada más de la catedral.
Y aunque se encuentra directamente vinculada con ella (con entradas desde el interior de la catedral y desde el patio de los Naranjos), su arquitectura es totalmente autónoma.
Edificada en el siglo XVII bajo aún los poderosos influjos herrerianos (en ella intervendrá autores como Alonso de Vandelvira, que había finalizado la Lonja) tiene un exterior desornamentado, aún en clave manierista en su distribución de pilastras dobles o su portada hacia la Avenida (La portada que lo comunica con la catedral tiene un poderoso influjo escurialense, vinculándose con la creada en el Patio de Reyes)
En el interior observamos una nave única con cortos brazos y testero plano, con dobles capillas en la parte baja que se convierten en un espacio único

La cubierta (desde hace años envuelta en una terrible malla), se compone de bóvedas vaídas con una decoración carnosa que se encuentra en conexión con la que ya vimos aquí en Santa María la Blanca (realizada por los hermanos Pedro y Miguel de Borja).
Su interior tiene una interesante colección de arte, especialmente escultórico
En la tribuna encontramos con las imponentes esculturas de José de Arce





 En sus capillas laterales encontramos el famoso Niño Jesús de Montañés.
.

En el testero, dos grandes retablos pétreos realizados por Rodríguez Acosta. En el izquierdo se encuentra una magnífico Cristo con Magdalena a sus pies de Pereira

En el presbiterio se encuentra un magnífico retablo realizado por Pedro Roldán y Dionisio Ribas






PARA SABER MUCHO MÁS

No hay comentarios:

Publicar un comentario