jueves, 10 de mayo de 2018

MERET OPENHEIM. Mi enfermera


Los objetos surrealistas (objetos de funcionamiento simbólico) fueron una de los campos más interesantes de experimentación surrealista.
Evidentemente, parten del mundo Dada, desde los Ready made de Duchamp u otras obras similares, como el Regalo de Man Ray , en donde objetos cotidianos cambian de significado por medio de su descontextualización y/o combinación con otros objetos y materiales que producen misteriosos deslizamientos semáticos.
Esta obra en concreto creada por Meter Oppenheim, una surrealista que realizó lo mejor de su obra en este tipo de objetos, juega con una pluralidad de significados, algo habitual en estas obras que, en su ruptura lógica deja fluir sucesivas asociaciones, algunas puramente personales (Por ello lo de objeto de funcionamiento simbolico,  máquina del deseos, como las llamara Salvador Dalí, que pondrían en funcionamiento los más oscuros pliegues del subconsciente).
El par de zapatos de tacón (ya en sí un objeto fetichista) se asemejan a un pollo por su colocación (la belleza comestible de Dalí?), con los tacones florecidos por ¿gorros de cocinero?

¿Una alusión al sadomasoquismo con sus cuerdas que atan un objeto tan feminizado? ¿Esa eso la "enfermera" en las pulsiones masculinas? ¿O una verdadera cura, una representación audaz de la condición atada y sumisa de la mujer?

No hay comentarios:

Publicar un comentario