lunes, 26 de octubre de 2015

EL RETRATO REPUBLICANO. BRUTO

El llamado Bruto Capitolino (IV-III a.C.), es un busto en bronce (aunque se especula que podría tratarse de una escultura completa, acaso ecuestre, incluso) que se conserva en los museos capitolinos de Roma

Evidentemente se trata de una escultura del periodo republicano, en donde destaca el realismo (especialmente en el maravilloso postizo de sus ojos), aunque (también de forma evidente) no se trataba de Bruto, desconociendo en la actualidad el nombre del retratado


Como es habitual en el arte romano (aunque en este caso de una manera excepcionalmente temprana) las influencias de otros artes se superponen y entremezclan.
En este caso, y pese al estrato realista etrusco, hay mucho de griego en este Bruto (desde su depurada técnica de fundición a una cierta idealización) Incluso, su apostura, su inconfundible gravedad, hay que relacionarlas con el mundo helenístico.
No hace falta más que compararlo con una obra republicana (de genuina estirpe etrusca en su realismo brutal) que ya comentamos: Escipión el africano

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario