domingo, 21 de julio de 2019

ROGELIO LÓPEZ CUENCA.Alta y baja cultura


¿Qué ocurríría sin los grandes personajes de la cultura ocuparan las revistas, tan lujosas como vacías, de las vanidades?
Con un juego típicamente pop, Rogelio López Cuenca nos quiere hacer reflexionar sobre los iconos de nuestra sociedad que, evidentemente, no se corresponden con las grandes figuras relevantes de la cultura, pues igual que ocurre con los documentales de la 2, los grandes temas no interesan a la sociedad que prefiere el entretenimiento antes que el puro pensamiento que caracterizarían figuras como Beuys o Duchamp (además en su carácter más ambiguo, el de Rrose selavi)


ROGELIO LÓPEZ CUENCA. ÍNDICES

miércoles, 17 de julio de 2019

AQUELLAS PRADERAS AZULES. Héroes del futbolín

DALE AL PLAY Y JUEGA AL FUTBOLÍN COMO SI FUERAS UN ADOLESCENTE EN LAS TARDES DE VERANO Y FUEGO


 
No vale guarra, no vale media ni de portería a portería. 
Esa era la letanía con la que se empezaban todos los partidos de futbolÍn, casi una oración, porque todos nos sabíamos las normas, pero las liturgias son importantes, más en un juego tan sagrado como este que nos ocupaba la tarde entera del verano, desde el final de la partida de mus hasta la caída de la noche. 
No vale guarra, no vale media ni de portería a portería.

Esas eran las normas del sacrosanto juego, aunque luego existían muchas más, como la obligación de pasar por debajo del futbolín cuando te dejaban a cero y añadir un duro más porque la humillación es una lección importante en la adolescencia, ese período en que los egos se desarrollan, y unas veces se ensanchan hasta el infinito y en otros se contraen, queriéndose volver invisibles; todo en la misma persona. 

Por eso era algo más que un juego, y ganar una y otra vez era fabuloso pues te permitían seguir jugando mientras los antebrazos y los codos te iban ardiendo cada vez más y tenías la camiseta empapada de un sudor espeso.
Hasta cuánto aguantaré, pensabas, no sería mejor fallar esa parada tan fácil para descansar un poco. Me estoy meando... Hace mucho calor y... ¡Mierda! Al final me la colaron!

- ¡Ha sido con la guarra! 

- Venía de rebote. 
- Ni de coña. 
Pues también se practicaba la esgrima verbal cuando ya no existen otras
El futbolín era un juego muy completo y servía para llenar las largas horas vacías que se tienen en aquellos años de la adolescencia en donde uno tiene tantas cosas que empezar a hacer que al final no hace nada y dormita viendo pasar la vida, pues en fondo quién se se siente inmortal a esta edad de trágicos granos y ansias de absoluto en aquel sin término de las tardes de sopor de julio, cuando el mundo se queda parado y oscuro en la plenitud del sol.

Por eso, lo mejor es jugar al futbolín como si  te fuera la vida en ello.
Olvidarte de todo para no perder la concentración, pues en cualquier minuto puede llegar el momento de pasar de villano a héroe, sobre todo cuando tu compañero te pasa la bola suavemente desde la defensa y tú la recoges con la media, la mimas como un ser delicado y consigues, limpiamente, pasarla la delantera.
La aferras entonces con el extremo haciendo cuña sobre ella, la pasas al centro y te permites la chulería de soltar por un momento la mano del mando para secarte el sudor de la palma mientras miras a los que te miran mientras suena en el bar de arriba Supertramp o la ELO. 
Es el momento de la gloria o el desastre cuando vuelves a incurvarte y, con suavidad, dejas escapar la bola para dejarla en el lateral del central que gira en torno suyo sin tocarla hasta que, de repente, mandarla al extremo que amaga el tiro pero en realidad sólo la devuelve al centro que la empala con todas sus fuerzas ante una defensa hecha trizas que no puede evitarlo y la bola golpea con un ruido seco (ese es el verdadero sonido que tiene el triunfo) contra el fondo de la portería. 
¿Puede haber una sensación más maravillosa a los 17 mientras escuchas a Bowie?

No te rías, Pili; las cosas tan sencillas tienen bajo ellas muchas capas de pequeñas verdades


domingo, 14 de julio de 2019

TINTORETTO EN SAN ROCCO. Adoración de los pastores


En la sala superior Tintoretto creó esta curiosa composición en donde utilizó el pie forzado de un muro más alto que largo para crear esta imagen doble que se une por una asombrosa perspectiva, especialmente forzada en la parte superior a través del fuerte escorzo de las vigas.
Ambas escenas se contraponen tanto en luz (mucho más tranquila en la parte superior, generada por el propio Niño Jesús, como recordará en sus cuadros el Greco; llena de contrastes en la inferior, con las tradicionales bambalinas creadas por personajes recortados a contraluz) como en composición ( equilibrada y simétrica en la superior; llena de diagonales contradictorias en la inferior), como si se quisiera diferenciar claramente el plano terrenal (tan lleno de dudas y zozobras) del puramente espiritual (delicado  y solemne)


TINTORETTO EN SAN ROCCO
.
.

miércoles, 10 de julio de 2019

(En directo) AQUELLAS VERDADERAS PRADERAS AZULES

Hoy os quiero llegar a unas praderas azuladas por la noche de agosto.
Unos lugares lejanos, donde se besa una pareja.
¿Estáis preparados para volar conmigo en esta burbuja de canciones?
Pues empecemos

Sí, os hablo de un milagro de noches estrelladas, de confidencias y deseos.

Un verdadero paraíso como el que imaginó Phill Collins (aunque la letra traicionó la maravilla de la música)


Pues este es un espacio sin tiempos en donde una mujer enamorada te mira y tú te dejas nadar en el pozo verde de sus ojos


¿Imagináis su piel de leche y almendras?. Un camino de suavidades que siempre termina conduciendo a otra cosa



Y luego sólo queda el silencio de los grillos y dos cuerpos que ríen pasados ardientes.
Pedacitos de ascuas que el viente agita y les termina iluminando los rostros mientras sus músculos, perdidas las fuerzas, navegan sin rumbo


Chris Isaak - Wicked Game


¿No veis las montañas que antes eran furiosas y ahora les cantan mientras ellos miran las estrellas?


Miran y se hablan como si estuvieran abducidos por el espíritu sutil de Michel Oldfield, buscando en las estrellas fugaces el último rincón de sus besos


Y se encuentran definitivamente en su canción eterna


Pues están ellos dos solos en el mundo, invencibles e inmortales, como hemos podido ser nosotros esta noche en la luz de luciérnagas que hemos compartido

Programa emitido el viernes 7 de julio de 1995

...



¿Queréis saber más de sus programas?








domingo, 7 de julio de 2019

FACHADA DE SAN FEDELE. TIBALDI



Aunque pensada para una plaza en donde no debía de combatir con la imponente fachada del Palazzo Maritimo, Tibaldi creó en esta fachada un modelo autónomo a lo romano, cercano a las indicaciones de San Carlo Borromeo sobre la arquitectura contrarreformista.
Evidentemente tomó numerosas cuestiones tanto del Gesú (su juego de articulaciones que avanza hacia el eje de simetría, el cerramiento del gran frontón) y miguelangelescas (uso de los frontones partidos y prominantes, con fuertes claroscuros, con entrepaños demasiado estrechos para los nichos que cobijan) y otras licencias del manierismo más extremo (especie de dado brunelleschiano en los órdenes superiores, que resalta sobre el entablamento).
Con ellas animaba su fuerte carácter geométrico, casi retablístico, y conjugaba espectáculo sin caer en la frivolidad. Una fachada (bastante autónoma de su interior) que convenciera sin recurrir a una retórica exagerada, ensalzando su monumentalidad (que es más una sensación que una realidad si observamos su tamaño)

miércoles, 3 de julio de 2019

Aquellas praderas azules. CONVERSACIÓN (1)

               DALE AL PLAY SI TUVISTE 16 AÑOS ENAMORADOS



-¿Me quieres? 
-Déjame que lo piense .

- ¡Como es que te lo tienes que pensar ! - decía ella con falso enfado y la luz de sus ojos brillaba, traviesa, en la penumbra. 

-Es que es una cosa muy importante para tomársela a la ligera... ¡Ay! ¡No, la oreja no!; no me la muerdas que me da repelús, Sabrina. 

- Es tu última oportunidad, Luis. Tú veras... Si tienes aprecio a tu oreja...
- Bueno, vale, que te quiero... Un poco... 
- ¡¡La oreja!! 
- Puede ser otra cosa si quieres... 
- A veces me das miedo... Un poco... 
- Qué curioso. Hoy todo es un poco. 
- Estamos en crisis, Sabrina (como me gustaba pronunciar su nombre) 
- Desde que era pequeña no he hecho sino oír esta frase - y su voz se tornó melancólica. 
(Qué metepatas soy) 
- No, te prohíbo estar triste, Sabrina. 
- ¿Y se puede saber como vas a hacerlo? ... ¡No, cosquillas no! 
- Puede ser aún peor. Te puedo contar un chiste. 
- Efectivamente. Podía ser peor - y en sus ojos volvieron a aparecer esas chispas mágicas que tanto le fascinaba a él. 
- ¿Te sabes el del indio gorrón? 
- Síííí
- Y el del
- El del búho también. Un día tengo que llamar a tu amigo Solsona para leerle las cuarenta sobre su magnífico repertorio de chistes. 
- Pero seguro que sabes lo que le dice un
- No insistas, Luis. Ya me río por anticipado y nos ahorramos el chiste - y con sus propias manos se estiró los labios. 
- Me coartas mi libertad de expresión, Sabrina 
- Hala, ya salió el futuro escritor. Coartas... Parece el nombre de una enfermedad contagiosa.
- Qué buen comienzo para un cuento. Andrés murió de coartas infecciosas... 
-... en medio de terribles sufrimientos... Por cierto, Luis (cómo me gustaba oír mi nombre en sus labios, era como si me besara), ¿cuando me vas a dejar leer alguno de tus cuentos? 
- Todavía no están terminados.
- Eso me lo llevas diciendo desde hace un mes. 
- No tengo tiempo; todo lo ocupas tu y tu recuerdo. 
- Qué bonito - dijo con una sonrisa tierna
- Un poco cursi pero totalmente cierto. 
- Me encantan tus cursiladas
(Beso) 
-Me encantan tus besos, y tus ojos, y tu... 
-Para, para, que me voy a volver diabética de tanto azúcar. 
-¿Prefieres vinagre?
-No, mejor otra Coca cola en... 
-En vaso de tubo y con una pajita, ¿no? 
-Exacto. 
-Y dices que vaya yo a la barra. 
-Me has leído el pensamiento. 
-Tienes un poco de morro. 
-No. Eres mi camarero favorito. 
-Más bien un poco gordopilo, como dice Gomaespuma. 
(Paseo hasta la barra) 
-Su Coca-Cola, señorita. 
-Gracias, caballero. ¿Qué te has pedido tú? 
-Un limón para no romper la liga antialcoholica. 
-Mejor. Me da un poco de grima esa lima con licor 43.
-Pues bien buena que está.
-Para gustos los colores.
-¿Tú sabías que el licor 43 sabe a violeta y con la lima, que es amarilla...? 
-Oye, Epi. 
-Qué, Blas? 
-Por casualidad, esa mano... ¿No me estarás tocando una teta, verdad? 
-Yo... 
(Un cierto azoramiento) 
(Una huida desesperada de la mano, de repente cortada por la mano de ella) 
(Una sonrisa de ángel) 
-Era solo para estar segura
(Unos ojos pícaros) 
(La extraña sensación del deseo dentro, descubriéndolo juntos) 
- Mira, ha subido Manuel a la cabina del pincha. 
- Pues decía antes que no le apetecía demasiado. 
- Bueno, tal vez alguien le haya convencido. 
- No te entiendo, Luis.
(Comienza a sonar una nueva canción)
- No puedo apartar los ojos de ti.
(- Tus ojos tan verdes como un sueño)
(- Serás porque tú me miras como nuca nadie lo ha hecho)
(- Me gusta perderme en ellos)
(- Me gusta que me encuentres)
- ¿Bailamos?
-Claro. 
-Te quiero tanto. 


lunes, 1 de julio de 2019

EL MUSEO ABC DE ILUSTRACIÓN


Una interesante intervención sobre la antigua fábrica de Mahou (la primera de la capital) del que se conservan los elementos neomudéjares y se centra en su patio.
Para su acceso se crea una poderosa viga horizontal (que también sirve de cafetería, que insiste en su carácter industrial.



Totalmente blanca crea un enrejado alzado (que da fuerza al elemento a la vez que funciona como ornamento) que nos permite entrar en el patio (ya existente)
En él se impone una arquitectura posmoderna basada en la percepción. Tanto el suelo como la fachada interna se cubren con una malla de formas triangulares de distintos colores realizadas en cristal y aluminio

Maria José Aranguren López, José González Gallegos 2010




























sábado, 29 de junio de 2019

LUCAS CORRALEJO. Construyamos nuestra historia no la destruyamos.

El Ayuntamiento de Cadrete (Zaragoza) ha quitado el busto de Abderraman III de una plaza de la ciudad considerándolo como una afrenta para todos aquellos ciudadanos que no tienen busto en la misma (Aquí se encuentra la noticia). 
Una primera consideración sería la siguiente: ¿por que en vez de quitar la de Abderraman,ono ponemos también bustos de otros personajes destacados? 
La idea puede parecer una perogrullada pero en el fondo es el meollo de la cuestión. 
Qué queremos hacer con nuestra historia. 
Podemos directamente ampliar la historia a todas las sensibilidades y posibilidades que la conforman, especialmente en España, un puzzle de civilizaciones, o solo contar la historia bajo unos presupuestos ideológicos. 
¿Por qué no Abderramán III y sí Pelayo?, ambos nacidos en España de una estirpe en origen extranjera. 
Reescribir la historia en términos de ideología actual no parece ser el mejor camino para comprendernos ni avanzar, y tal vez solo sea en el fondo una pulcra excusa con otros intereses. (¿No se critica esa misma manipulación a ciertos sectores de la educación catalana?) 
Es, en esencia, crear una ficticia pureza cultural en un país profundamente mestizo en donde los cristianos mozárabes hablaban árabe y construían siguiendo modelos andalusíes o los reverenciados Reyes Católicos, ejemplo tan magnificado por algunos, crearon un país más ficticio que real al que nunca se atrevieron a llamar España sino corona de Castilla, Aragón y Navarra, cada una con sus propias leyes, monedas e idiomas (curiosamente el que unificó todo fue un rey extranjero, francés para más señas, llamado Felipe V en sus decretos de Nueva planta
Pues la historia, como el arte o la literatura, son territorios profundamente impuros en los que no caben aproximaciones maximalistas o, en el peor de los casos, profundamente interesadas que sólo buscan argumentos (manipulados en su simplicidad) que avalen sus propias ideologías, algo tan odioso como peligroso porque crean identidades falsas que, realmente, nunca sucedieron. 





viernes, 28 de junio de 2019

VITA. Los comienzos del verano























                                  Vicente Camarasa Domínguez
Todos los derechos reservados
Velilla de San Antonio. 2019
.
.