lunes, 30 de marzo de 2020

VELÁZQUEZ. JUEGO INTERACTIVO

Apoteosis de Antonino Pío y su esposa


Una curiosa iconografía religiosa realizada por los sucesores de Antonino Pio como base de una gran columna con su escultura que se rompió en mil pedazos en el siglo XVIII
La composición se encuentra centrada por una gran victoria alada que porta las cenizas de los fallecidos
A su izquierda se encuentra el Genio del Campo de Marte que se abraza a un obelisco, mientras que en el lado contrario se encuentra Gea Roma que hace un gesto de despedida.
En la parte superior se encuentran los dos difuntos rodeados de águilas imperiales.
Todo el modelado es de una gran exquisitez (más augustea que antonina), con una espléndida composición organizada pero con aperturas generadas por la Victoria y sus relaciones con los demás personajes

domingo, 29 de marzo de 2020

VÍDEOS PARA ENTENDER LA ESCULTURA BARROCA ESPAÑOLA



Un buen resumen (al principio agobia un poco la velocidad de la explicación, pero si ve tranquilamente es un vídeo que lo explica todo perfectamnete) 14 minutos


.
Un vídeo para que podáis empezar a entender lo que significa la Semana Santa para la sociedad de la época (la de la Contrerreforma), y cómo se utilizan las imágenes para crear todo un TEATRO para enseñar la "religión verdadera". Un arte total, que intenta conmover con las emociones (igual que hacía Caravaggio), por medio de los sentidos (el olor de las flores, la cera y el incienso, la música o el silencio absoluto, la luz de velas y faroles, el movimiento de las figuras...). Si vais muy justo de tiempo podéis fijaros en el Gran poder (7.50), y su andar por las calles sevillanas, en pleno silencio (igual que el Cristo del Calvario, en 10.09), los palios que llevan las vírgenes (Esperanza de Triana) y cómo se mueven al son de la música en 12.50 o la entrada espectacular de la Macarena en su templo en 21.03

DE PASEO POR PRIEGO DE CÓRDOBA


Sagrario Iglesia de la Asunción



























                                Nazareno. Priego de Córdoba


Fuente del Rey

Capilla del Nazareno.
.

Barrio de la Villa
.

Cristo atado a la columna.
Alonso de Mena



Capilla de la Aurora

sábado, 28 de marzo de 2020

Reflexión sobre la pandemia. Cambio climático

La epidemia de coronavirus está luchando mil veces que más que las decenas de reuniones que vendemos a bombo y platillo sobre el cambio climático y el calentamiento global


viernes, 27 de marzo de 2020

¿JUGAMOS A CONVERTIRNOS EN CUADROS?


¿Qué te apetece ser?

¿Un Andy Warhol?



¿Quieres convertirte en un Van Gogh con la oreja recién cortada?



¿O Marat asesinado en plena Revolución Francesa?

¿Una joven de la perla como la que pintó Vermeer?



¿Un caballero con la mano en el pecho del Greco?



¿O ser Maruja Mallo?

¿Por qué no juegas con nosotros y te haces una fotografía como un cuadro famoso?
Puedes ser Velázquez en la Meninas o la Maja vestida, Frida Kahlo, un Pantocrator del Románico, maquillarte como un retrato de Picasso, un terrible Caravaggio o una exquisita dama rococó...
El cuadro que te apetezca, igual un egipcio que una virgen gótica, un mecenas renacentista, una escultura griega o romana o un cuadro abstracto...
La obra de arte que se te ocurra.
Puedes, además utilizar todo tipo de aplicaciones para manipular tu imagen (para el móvil hay una muy interesante Micasso)

Sólo tienes que mandar la foto a este correo  ticolivos@gmail.com durante los próximos días, con el autor y título de la obra, y tu nombre, apellidos y curso (también pueden participar cualquier componente de la comunidad educativa, como padres, profesores, personal de secretaría y servicios o antiguos alumnos)

Antes de Semana Santa haremos un vídeo de ellas




INGRÁVIDOS (y) CONTRADICTORIOS

.

                                       Vicente Camarasa Domínguez
Todos los derechos reservados
Plasencia 2020

De la serie INGRÁVIDOS


jueves, 26 de marzo de 2020

NORMAN FOSTER. Reforma del Museo de Bellas artes de Bilbao


La tercera reforma del Museo de Bellas Artes de Bilbao tendrá a Nouvel como gran referente.

Para no añadir más edificación, se ha decido crear una especie de gran sombrero que acogerá oficinas, espacios educativos y salas de exposiciones.
Con este volumen se unificarán ambos edificios y se cubrirá parte del patio que se abrirá por medio de un pórtico de pilares en V.

En su interior constará de dos volúmenes, iluminados por paredes acristadas y un gran óculo central que también servirá como escalera helicoidal
























miércoles, 25 de marzo de 2020

AQUELLAS PRADERAS AZULES. Oye, chaval, ¿y ese peluco?

DALE AL PLAY, PUES LOS OCHENTA TAMBIÉN ERAN ESTO

 

Oye colega, ¿no tendrás unas monedas? 
(Y eran dos, cada uno puesto a un lado y tapando la salida)
Mira es que las necesito para un chute, que ya me estoy poniendo nervioso.


(Y te enseñaba la mano temblorosa. Una mano de puros huesos)
Podía ser por la noche pero también pasaba a plena luz del día. Nuestro barrio era un largo peregrinaje de yonkis desde el metro hacia las chabolas de la avenida de Guadalajara en donde se vendía la heroína de medio Madrid.
Pero, tranqui. Que yo voy de legal
(Aunque tuviera la mirada de vidrio, pérdida y seca)
Tú habías aprendido a esquivarlos, cruzando de acera mucho antes de que ellos te vieran, o doblando la esquina hacia una zona más concurrida, pero a veces cometías errores y te veías atrapado. Si había tiempo lo mejor era salir corriendo, pues si no
Somos conocidos del barrio, ¿verdad?
(Supongo)
Pues entonces quita esa cara de susto o me voy a poner nervioso.
Tú haz que esto es una pura charleta de amigos, ¿entiendes?
(Y asentías con el estómago pegado)
Eso está mejor, chavalín.
(...)
Y ahora a lo que vamos. ¿No tendrás una moneda?
Ocurría pocas veces pero cuando pasaba sabías que lo único importante era seguirles el rollo y no hacerse el héroe. Ellos ya lo tenían todo perdido y tú estabas paralizado por el miedo, y como mucho mirabas con disimulo una escapatoria.
(Pero el otro se daba cuenta y cerraba el camino, acercándose a tu costado) 
Buscabas un conocido que te pudiera ayudar, pero todos (tú hacías lo mismo) miraban para otro lado cuando se encontraban con una escena de esas. Era pura supervivencia en aquel Madrid en donde las jeringuillas adornaban los parques de columpios oxidados y suelo de charcos en donde pasé mi adolescencia. 
Oye, ¿y ese peluco?
(El reloj)
A ver, déjame verlo.
(Es un regalo)
Claro que es el regalo que vas a hacerme.
(Y su risa sin dientes te llenaba de frío) 
Tú, como mucho, intentabas negociar los mínimos mientras te empezaban a temblar las piernas y sin que se notara demasiado te metías la mano derecha (la pulsera no) en el bolsillo. 
Toma, quédate con el bonubus y doscientas pesetas. Es todo lo que tengo, colega. 
Y el peluco también. 
Me lo ha regalado mis... 
Chaval, te estás equivocando. Yo no soy un tolai. ¿Quieres ver la navaja que llevo en el bolsillo? Te va a encantar. 
Y tú negabas. Recordabas historias, (ciertas?) de gente a la que le habían hecho quitarse los pantalones y había vuelto a casa en calzoncillos. 
Venga, que se me está acabando la paciencia. El peluco. 
Y tu empezabas a quitártelo sin darte cuenta que
Anda, mira el listillo. ¿Y esa cadena? 

Lo único bueno entonces es que ya no quedaba más que esconder y solo era cosa de tiempo, de miedo hasta que al final se iban, de ira y vergüenza después, cuando ibas volviendo a casa con el estómago retorcido (creo que está noche no vas a cenar), las piernas de trapo y las lágrimas enredadas en el pecho. 



martes, 24 de marzo de 2020

Fuente de la Fama. Ribera



Encargada por Felipe V a su arquitecto mayor, Pedro de Rivera, fue instalada en un primer momento en Antón Martín y, actualmente, en los jardines del antiguo hospicio.(1731)

Realizada en granito y piedra caliza se organiza en torno a un gran pilar que arranca en los cuatro delfines que escupen agua sobre el pilón bajo.
Sobre ellos se estructuran varios pisos con guirnaldas, jarrones, niños que sustentan conchas, elementos arquitectónicos típicos de su estilo (estípites, rocallas...)

En la parte superior aparece una fama (o victoria alada), que podría plantear la idea clásica del Carpe diem, pues la fama no perdura y es algo efímero por lo que hay que luchar cada hora