domingo, 5 de junio de 2016

UN PASEO POR CIFUENTES. GUADALAJARA


Sin la fama de Sigüenza, Atienza, Molina de Aragón o Pastrana, Cifuentes es un pueblo de interesantes sorpresas que nos puede servir como lugar para adentrarnos en el Alto Tajo.
Mimado por personalidades como Alfonso VIII, Alfonso X, Jiménez de Rada o el infante Don Juan Manuel, la localidad está llena de sugestiones.
Si comenzamos en su parte alta, destaca la iglesia del Salvador, de espectacular portada románica que ya vimos aquí y un interior protogótico con numerosas influencias cistercienses.




Junto a él se encuentra el convento de los Dominicos, de espectacular fachada manierista.




Aún sin movernos de la altura podremos ver su curiosa plaza mayor triangular o su rollo de justicia.



En la zona baja encontraremos el Hospital del Remedio (gótico flamígero), la Puerta Salinera (resto de sus impresionantes fortificaciones), los restos del Castillo de Don Juan Manuel o el nacimiento del río Cifuentes en unas encantadoras surgencias.




Hospital del Remedio



Puerta Salinera













































Surgencias del río Cifuentes


CONOCIENDO BRIHUEGA, CIFUENTES Y TRILLO

No hay comentarios:

Publicar un comentario