miércoles, 30 de noviembre de 2016

LAS PRIMERAS PUERTAS DEL BAPTISTERIO DE FLORENCIA. ANDREA PISANO


Entierro de San Juan Bautista

Aunque las más conocidas fuera las segundas puertas realizadas por Ghiberti (las llamadas del Paraíso que ya analizamos aquí), las primeras que abrieron la serie fueron las realizadas por Andrea Pisano.

Bautismo  con su dorado original y sus características montañas al modo del Giotto


Virtud de la Caridad

Ya con un cierto prestigio, realizará en ellas su obra maestras que pondrá el arte del relieve en las mismas puertas del Renacimiento.


Su estilo había bebido de los anteriores Pissano (aquí ya analizamos) la escultura clásica y los mosaicos interiores del Baptisterio (que sirvieron para muchas de sus composiciones), pero, a diferencia de los anteriores, se había terminado por depurarse con la contemplación de las obras de Giotto que ya existían en Padua y Florencia.

Bautismo de Cristo

De hecho, será el propio Giotto el que inclinará la balanza a su favor para estas puertas, y posteriormente trabajará con él en los trabajos de Santa María de las Flores.

Virtud de la Humildad

Realizadas en bronce, las puertas se componían de 28 casetones rehundidos (y remarcados por un juego de picas y florones) en cuyo centro se abría un marco polilobulado de escaso relieve.

Sobre este pie forzado, Andrea Pisano tuvo que realizar una extensa narración de la vida de San Juan Bautista (recordemos que se trataba de un baptisterio), a las que se añaden las figuras de las Virtudes

En sus distintas piezas observamos un fuerte interés por la figura humana que resuelve (de forma especialmente feliz) cuando le aplica paños.

Presentación de la cabeza de San Juan Bautista, a mi humilde juicio, una de las mejores obras de la Puerta por su contención, clasicismo y solemnidad casi renacentista

Evidentemente, en su trazado encontramos la lección de Giotto y su  gusto por el claroscuro que aportada masa a los cuerpos, pero como apunta White, también hay en la caligrafía ondulada de sus paños ecos sieneses o tal vez franceses, que, sin perder magnificencia, dan un "carácter fluido (...) y dotan a las puertas de un ritmo de carácter decorativo totalmente desconocido en el arte de Giotto"

 En las composiciones se muestra mucho menos novedoso, y en general predominan aquellas simétricas, aunque tampoco faltan las que (de nuevo desde Giotto), los grupos que se cierran en óvalo 






El éxito de la fórmula será fundamental para la realización de las primeras puertas de Ghiberti, que competirán con ellas en un mismo marco arquitectónico

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada