martes, 23 de febrero de 2016

LAS REFORMAS DE BORROMINI EN SAN GIOVANNI IN LATERANO


Dentro del programa de restauración y magnificencia que Inocencio X realizó sobre las grandes basílicas romanas, fue encargado a Borromini la restauración de San Juan de Letrán.
Sin excesiva libertad, aún podemos darnos cuenta de su genio en algunos detalles.

Para dar mayor estabilidad al edificio, enlazó parejas de columnas de la nave central creando grandes pilares de orden gigante en donde se pudo colocar altares convexos de mármol negro,  que alojaran grandes esculturas.

En las naves laterales repitió el procedimiento y generó una fuerte tendencia longitudinal por medio de la luz, creando bóvedas (casi ocultas) que generan una inacabable y acelerada sucesión de zonas oscuras y luminosas verdaderamente fascinante. (Una sucesión de baldaquinos, según Norberg-Schulz que ya había sido probada, más a través de los órdenes columnarios, en el Palacio Spada)

Como firma, querubines de alas extendidas o plegadas, anteceden al cambio de luz


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada