viernes, 12 de febrero de 2016

PEDRO DE CAMPAÑA Y EL RETABLO DE SANTA ANA


La llegada de Pedro de Campaña (1547-1563) a Sevilla revolucionó las maneras pictóricas aún practicadas por artistas como Alejo Fernández, todavía prisioneras de las formas quattrocentistas que se entremezclaban con otras de origen flamenco.

Nacido en Bruselas (Pieter Kempeneer) en 1503, conoce Italia y se forma intelectualmente.

Sus referentes son los manieristas (más romanos que florentinos) aunque bastante atemperados.

Una de sus obras claves es el retablo que realiza (en colaboración con otros autores) en la iglesia de Santa Ana de Triana.

En sus escenas (bastante irregulares debido a esta colaboración) encontramos un mundo manierista muy vinculado a la estatuaria (Checa) que genera figura de gran prestancia, con colores metalizados, suaves formas serpentinatas, un uso dramático de la luz e interesantes formas en escorzos y escenarios arquitectónicos que, junto a sus alargadas figuras, dan una fuerte verticalidad a sus composiciones








Magníficos vídeos sobre las exposiciones de este retablo tras su restauración

2 comentarios:

  1. Gracias Vicente por dedicarle un espacio en tu blog a Pedro de Campaña, magnífico pintor poco conocido y que admiro desde hace mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero compartirlo muchas veces contigo, después de pasarnos por la Esperanza

      Eliminar