sábado, 26 de abril de 2014

EL AGUADOR DE SEVILLA. FRANCISCO ROBLES. Velázquez, Semana Santa y mucho más


Me ha fascinado; apenas si me duró tres días de lectura verdaderamente compulsiva.

                                                      
  Francisco (Paco) Robles es una de las personas que más sabe de la Semana Santa sevillana y, por lo visto en el libro, un verdadero amante de la pintura del siglo de Oro.

Y es que el libro es, al menos, tres. 
Una magnífica novela histórica de Velázquez que repasa alguno de sus momentos culminantes (el sevillano a través del Aguador de Sevilla, el cortesano con el retrato de Martínez Montañés que acude a la corte para realizar los bocetos para la escultura ecuestre de Felipe IV, su segundo viaje a Italia con los retratos de Juan Pareja o de Inocencio X o sus últimos días en la Isla de los Faisanes). Con pequeñas pinceladas, como los cuadros de Cezanne que una y otra vez aparecen en la narración, nos construye un personaje, un arte y un contexto verosímil e histórico en el que domina la ambición velazqueña (en realidad española) del ennoblecimiento.

Por otra parte es una visión de Sevilla en su Madrugá con Pasión de Martínez Montañés, el Gran Poder de Juan de Mesa o la Macarena como grandes protagonistas.
Y por tercera, una profunda reflexión sobre el arte y su comercialización, sobre los expertos de arte, los falsificadores y los políticos culturales que dejan a un lado lo espiritual para utilizarlo como herramienta política, económica o de simple prestigio.
Y todo escrito con una vehemencia pavorosa. Un estilo tan poético como cortante que deja frase como puñales y genera un endiablado ritmo (pese a hablar de tanta espiritualidad) que impide la pausa y obliga a seguir la novela que avanza como un verdadero rodillo (un verdadero pregón de semana santa que avanza en círculos secantes, regresando para adelantar, casi más hecho para ser escuchado que leído).
Una novela histórica, negra, poesía y narración descarnada, todo en un cóctel asombroso.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada