miércoles, 1 de junio de 2016

LAS REFORMAS DE MONEO EN LA PLAZA DE SANTA TERESA DE ÁVILA. Cuando los genios también se equivocan


Sorprende que un espíritu tan sensible al lugar y la historia como es Moneo (realmente es una de sus grandes señas de identidad como pudimos ver en muchos de sus trabajos), haya caído en el error de este edificio que bordea uno de los lados largos de la la plaza de Santa Teresa, un lugar artístico (entre la puerta de la muralla y la espectacular fachada de Santo Tomás) e histórico (centro cívico por excelencia de la ciudad y el turismo).

El edificio en sí ya no es lo mejor del arquitecto. Una masa demasiado cerrada y repetitiva (cuando una de las maravillas de Moneo es su distribución asimétrica de los huecos), apenas articulada (justo lo contrario de lo que consiguió en Bankinter), y en sí aburrida.

Le falta además cualquier sensibilidad (ya sea volumétrica, ya decorativa) para integrar el enorme edificio en el conjunto histórico de la plaza
Comprobadlo por vosotros mismos.

















.

1 comentario:

  1. Es posible que Moneo no haya acertado con este edificio. A mí, visualmente, me hace más daño el monumento a Santa Teresa.

    ResponderEliminar