lunes, 26 de diciembre de 2016

MANTEGNA. FOTOGALERÍA ENLAZADA

























LAMENTACIÓN SOBRE EL CRISTO MUERTO


Mantegna representa una de las visiones más particulares y afortunadas del Quattrocento italiano.
Trabajando fundamentalmente para cortes más periféricas (Padua, Mantua, Ferrara) unirá múltiples tendencias en su pintura.
Por una parte existe en él una verdadera obsesión por las ruinas romanas que copiará y reelaborará constantemente en sus cuadros.
Junto a ella, otra de sus intereses será la plasmación en perspectiva que. al contrario que Piero della Francesca, la buscará en los escorzos y las perspectivas forzadas más que en el puro trabajo del claroscuro.
Precisamente su situación descentrada frente a gran centro florentino le permitirá recoger tradiciones nórdicas (como la influencia que tuvo la pintura de Van der Weyden que atesoraba la corte de ferrara) como la expresividad de su dibujo o la plasmación del paisaje.
Sus relaciones familiares con Giovanni Bellini le influenciarán tanto en tema como en técnicas, conociendo el óleo
.

























.
.
MANTEGNA. VIRGEN Y SANTOS
.






















EL PARNASO
.
VIRGEN Y SANTOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario