lunes, 12 de mayo de 2014

LA IGLESIA DE SAN JUAN EN ALOSNO. ENTRE EL MUDÉJAR Y EL BARROCO


Alosno, en el Andévalo de Huelva, es un pueblo de casas blanquedadas hasta la locura, con unas entrañables cruces de mayo que ya vimos aquí.
Cuna del fandango, su joya artística es su iglesia parroquial dedicada a San Juan.
En su origen fue una iglesia mudéjar del XVI gravemente afectada por el terremoto de Lisboa, que fue reedificada de nuevo en el siglo XVIII

En estos momentos del barroco final se funden, como ocurre en su fachada principal, mudéjar y barroco, un fenómeno meridional que ya pudimos ver en Jerez de los Caballeros.

En su interior la arquitectura se serena por medio de una gran nave que avanza rítmicamente a través de pilastras (reforzadas por el color albero claro, como otros elementos constructivos) hasta el crucero corto cubierto por cúpula sobre pechinas y el presbiterio plano. 

Una especie de Gesú meridional con capillas profundas como naves laterales que guardan todo un museo de imaginería notable.


Virgen de la Merced

Santa Ana y la Virgen

Un espléndido nazareno


O este espectacular grupo sobre un panel de azulejos recientemente descubierto


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada