jueves, 31 de marzo de 2016

Análisis y comentario. APOLO Y DAFNE. BERNINI


Tema. Se trata de una escultura de tema profano en la que aparecen Apolo y Dafne, quien está transformándose en un laurel ya que se lo había pedido a su padre Zeus para evitar que el dios se acercase a ella.

Tipología. Es un grupo escultórico que consta de dos personajes, exento y de bulto redondo

Material. Es una talla de mármol blanco, sin ningún tipo de postizo y con un acabado liso. 

Composición. La composición es abierta y pensada para ser vista desde varios ángulos por lo que tiene un punto de vista múltiple, es asimétrica y dinámica. La forma geométrica que se ha utilizado es el rectángulo, pero las líneas que predominan so las diagonales. 

Modelado. La luz crea claroscuro, por lo que incide fuertemente en la escultura. No obstante, en otras resbala debido al pulido al que somete a las distintas zonas que hace reflejarla o crear sombras de distintas intensidades. 

Color. Se trata de una escultura monocroma.

Figuras. En general las figuras son realistas aunque Apolo parece estar algo más idealizado que Dafne, el canon es perfecto, con una posición dinámica y con algo de escorzo lo que hace que la inestabilidad del grupo se acentúe sobre todo en la mujer. Mientras que el joven posee una expresión más hierática, la mujer es mucho más expresiva, están totalmente individualizadas y existe relación entre ellas.

 En esta escultura las texturas tienen una gran importancia para diferenciar, sobre todo en Dafne, que es carne y que comienza a ser tronco u hojas.


Comentario.
Se trata de una escultura barroca por el uso de un tema mitológico con contenido simbólico, o por la realización del trabajo en mármol, material típico de la escultura italiana. El dinamismo, las diagonales y los paños flotantes, además de las posturas forzadas, la teatralidad y la importancia de las manos y la mirada son otras de las características de este estilo. Además de la importancia de las texturas y la luz, que buscan el naturalismo y el impacto sobre el espectador. 

Europa en el siglo XVII vive un periodo convulso en el que existe una división debido a la religión, entre católicos y protestantes. La sociedad estamental comienza a verse modificada en los países del sur, ya que el poder se centraliza y aparece la figura del rey absolutista. Mientras que en los del Norte se comienzan a crear las bases del sistema capitalista y nuevas formulas políticas como el Parlamentarismo, siendo la burguesía la directora de la economía. Existe una revolución científica y filosófica de la mano de la teoría heliocéntrica de  Galileo o el racionalismo de Descartes.

 El arte por otro lado abandonará la concepción del arte como una armonía y la razón como medio de ordenación del mundo, generando así un arte teatral cuajado de movimiento, sensaciones y emociones en el que se pretende impactar al espectador a través del sentimiento.
Por otro lado el artista pasa de creador a engranaje al servicio de los grandes poderes, que se encargaban de la realización de la propaganda de reyes o altos cargos de la nobleza o del clero.

La obra de Bernini se verá influenciada por Miguel Ángel y Caravaggio mientras que su influencia perdurará en la escultura neoclásica, e incluso en la pintura de Rubens, tomando muchas de sus características.



Elsa Ocaña Nistal 2º Bachillerato Y. IES Los Olivos en Mejorada del Campo

No hay comentarios:

Publicar un comentario