lunes, 16 de abril de 2018

OVERBECK EL TRIUNFO DE LA RELIGIÓN EN LAS ARTES,


El grupo de los Nazarenos representa el otro polo del romanticismo alemán frente al liderado por Friedrich.
Ambos buscaban el resurgir de una nueva espiritualidad íntimamente unida con el espíritu romántico, pero mientras Friedrich lo hacía en la naturaleza (relacionada con el naciente nacionalismo germánico), los Nazarenos se sumergieron en la historia (y no precisamente la alemana) y el arte del primer Renacimiento italiano.

Para ello renunciaron incluso a su patria para trasladarse a Roma y crear una hermandad de monjes-pintores que buscaba recobrar la esencia del primer cristianos en los pintores del Quattrocento y Rafael.

Su estilo es la mezcla de múltiples sugestiones en donde podemos encontrar a Masaccio, Pinturicchio, Perugino, Lippi..., entonados bajo una luz clara y cristalina y unos colores suaves, sin ningún tipo de estridencia.

En esta obra en concreto, encargada por el propio museo Städel de Franfourt, Overbeck un intento de concordatio entre las artes (en la parte inferior) como elementos para llegar a la religión (Fuente de Vida y zona superior).
Las conexiones con Rafael y sus frescos de le Stanze son evidentes, tanto en su idea de conciliato (unir a personajes clásicos con papas, artistas y la propia divinidad) como en su forma de componer, con contrapostos cruzados entre los distintos grupos inferiores que animan la composición simétrica generada desde la zona superior.























No hay comentarios:

Publicar un comentario