martes, 26 de marzo de 2013

LA CASA DE BAÑOS DE EMBAJADORES


Más de 80 casas de baños tenía el Madrid del XIX. Lugares en donde tomar una ducha que paliaban la falta de cuartos de baños en las casas más tradicionales (el llamado chabolismo vertical), patrocinadas por las corrientes higienistas decimonónicas.
De todas ellas sólo funciona en la actualidad esta casa de baños de la glorieta de Embajadores.
El edificio ha sido sometido a una reconstrucción casi total que ha regenerado el inmueble en un intento de cambiar su imagen de pobreza a la que, en la actualidad, está vinculada. (2001)

Con una fachada blanca y cóncava, acompasada a la curva de la glorieta, tiene un diseño limpio y moderno con los amplios y asimétricos ventanales corridos (al modo Siza) y los vidrios coloreados de la parte central, con un cierto guiño lúdico en su forma de peces repetidos.

Pensado para "sin techo" en los momentos en los que éramos ricos, su utilización cada vez es mayor, lo que vuelve a demostrar el empobrecimiento general de las capas medias y bajas de la sociedad que está produciendo esta crisis o, quizás mejor, la forma con la que la estamos afrontando.


No hay comentarios:

Publicar un comentario