miércoles, 2 de julio de 2014

PUENTE DE LA TRINIDAD. LA LARGA SOMBRA DE MIGUEL ÁNGEL


Mucho menos famoso que el Vecchio, es una verdadera maravilla arquitectónica.
El primer puente lo había construido la familia Frescobaldi a mediados del XIII. Era de madera y a los siete años se derumbó.
En el siglo XIV fue construido en piedra pero una riada a mediados del XVI lo volvió a destruir.

Ya con los segundos Medicis en el poder, Cosme I le encargó el proyecto a Ammannati, que tuvo el asesoramiento de  Miguel Ángel. Muy posiblemente fuera el genio florentino quien ideara el perfil de los arcos elípticos (en algunos casos se ha hablado de su semejanza matemática con las molduras sobre las que se apoyan las fases del día de la tumba de los Medici)





Gracias a ellos el puente consiguió una ligereza inusitada sin que esto le restara ningún tipo de estabilidad (al contrario, los tajamares se hicieron mucho más potentes y con un perfil mucho más adecuado para desviar el agua, evitando presiones sobre ellos en las riadas). 

El puente fue volado en 1944 por el ejército alemán en su retirada, siendo reconstruido (fielmente) , entre 1955 y 1958 por el arquitecto Gizdulich.

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario