jueves, 4 de septiembre de 2014

PLAZA DE ARMAS. DE ESTACIÓN A CENTRO COMERCIAL


La arquitectura del hierro y del cristal de la que venimos ocupándonos desde hace meses, permite a menudo su reconversión de funciones, dada su diafanidad y polivalencia de los espacios.
Ya lo vimos en el mercado de San Miguel o en el frustrado proyecto del Born de Barcelona.

De la misma forma ha ocurrido en Sevilla, que ha convertido su antigua estación de Córdoba (obsoleta tras la creación de Santa Justa) en un centro comercial, el Plaza de Armas, que une una interesante arquitectura neomudéjar junto a su emplazamiento (en la calle Torneo, junto al puente de la Expiración, a un paso del centro histórico pero con buenas vías de acceso para los automóviles)

Pasa ello se han dejado abiertos sus dos grandes extremos acristalados (lo más valioso de la construcción, con una nueva cristalera moderna muy interesante) y se están remozando (con una lentitud extraordinaria) sus partes de obra de estilo neomudéjar.
Al interior, en torno a la pasarela central, sobreelevada, se han  colocado tiendas y restaurantes  a su alrededor.






















No hay comentarios:

Publicar un comentario