domingo, 21 de septiembre de 2014

RINCONES DE PARÍS. LA CLOSERIE DE LAS LILAS. UN CAFÉ POR DONDE PASÓ LA CULTURA DURANTE DOS SIGLOS


Por la Closerie de las Lilas pasó todo el gran París desde su apertura en 1847.
Situada en el final de Montparnasse la llenaron los grandes literatos, tanto del XIX (Baudelaire, Verlaine, Gautier o Zola) como de principios del XX (Jarry, el inventor de la patafísica, Apollinaire, Hemingway, Scott Fitzgerald que le dio a leer al anterior su primer manuscrito del Gran Gatsby, Dos Pasos, Miller)

Fue también lugar de cita ineludible para artistas como Manet, Cezanne, Picasso, Tzara o Breton que cerraron el capítulo dadaísta con una sonora pelea, Gertrude Stein, Duchamp, Man Ray.
Aquí, incluso, jugaba Lenin al ajedrez con Paul Fort (el alma de las tertulias literarias) o se dejaba caer otro gran exiliado ruso, Trostky.

Ahora es un sofisticado restaurante de gente trajeada que te cobra 12 euros por dos cervezas, y aún así merece sentersa un ratito en alguna de sus mesas a recordar, como si fueras Woody Allen en París a Medianoche




No hay comentarios:

Publicar un comentario