sábado, 10 de enero de 2015

LEONARDO IRREVERENTE

Los huevos que han sido bendecidos por un sacerdote poseen igual sabor que otros huevos cualquiera

No hay comentarios:

Publicar un comentario