martes, 13 de enero de 2015

ANÁLISIS Y COMENTARIO DEL PATIO DE LOS LEONES


Análisis
Función: la función de este patio, que era la zona privada de La Alhambra, era dar luminosidad y distribuir las estancias.
Planta: es un patio de planta cuadrada en el que destaca la famosa fuente de los leones, que comunica los distintos espacios mediante cuatro pequeñas acequias que entran en los dos pabellones avanzados y las habitaciones laterales.
 Cabe destacar también un curioso jardín hundido casi dos metros respecto al suelo actual, donde las copas de los árboles frutales formarían una especie de césped, llenando la arquitectura de naturaleza.

Alzado: los materiales utilizados son tapial, estuco, ladrillo, yeso, cerámica (alicatado), mármol y madera.
Todo el patio queda rodeado por pórticos con cubiertas a varias aguas que sustentan los muros y columnas de mármol y fino fuste con capiteles cúbicos, grandes ábacos y función decorativa. 
Bajo el friso corren arcos peraltados
Los arcos de los pabellones y extremos de los lados más largos, sin embargo, son de cortina con mocárabes con paños de sebka calados sobre ellos. 
Se da importancia a la luz y los vanos son numerosos.


Cubierta: los pabellones están cubiertos con cúpulas de media naranja que se apoyan en pechinas de mocárabes. Además, encontramos techumbres planas.

Decoración: predomina la decoración e incluso podemos hablar de que existe horror vacui.
Las columnas de base ática tienen el fuste coronado de múltiples collarinos, que crean un efecto de claroscuro, y doble capitel. 
Sobre las columnas se levantan arcos con abundante decoración: atauriques, mocárabes, laceríaspaños de sebka… 
Los vanos se encuentran adornados también con elementos de yeso, al igual que la pared, escondiendo la pobreza de los materiales constructivos con la riqueza ornamental. También encontramos epigrafía en la fuente de los leones, unos versos escritos por  Ibn Zamrak que elogiaban al sultán.
Toda la decoración estaba policromada.

Comentario
Esta arquitectura corresponde al Patio de los Leones de la Alhambra de Granada, cuya construcción comenzó en 1377 por Muhammed  V, hijo de Yusuf I, siendo su alarife Abén Cecid, concluyéndose trece años después. La fuente de los leones procede de un palacio judío del S.XI. La Alhambra pertenecen a la época Nazarí (S.XIV-XV), que se caracterizaba por la barroquización, el empleo de materiales pobres, las columnas de fuste fino, el horror vacui… 
Durante la época Nazarí, el Imperio Islámico en España se reducía a las actuales provincias de Almería, Málaga y Granada, la capital, sostenida por el comercio de la seda y una riquísima huerta, con una fastuosa corte que se mantuvo gracias a las parias pagadas por cristianos. Respecto a la arquitectura, hecha a la medida humana pero con un profundo sentido religioso, se intenta esconder la pobreza de los materiales constructivos con una fastuosa decoración y una gran riqueza ornamental.
En esta arquitectura aparecen simbolismos escondidos.
Por ejemplo, no se establece separación entre naturaleza y arquitectura, que están íntimamente unidas a través de un elemento fundamental, el agua. El Patio de los Leones representa la principal recreación del paraíso islámico, en el que triunfa el mundo de los sentidos.
La planta cuadrada representa el cosmos, cruzado por las cuatro acequias que simbolizan los cuatro ríos del paraíso y los cuatro puntos cardinales. En el centro, la fuente, que simboliza la montaña que centra el universo y a su vez el poder divino. El agua en sí representa un don de la divinidad cuyo depositario es el sultán, el poder político y religioso.


El arte islámico y La Alhambra presentan características y elementos sincréticos bizantinos (cimacios, bóveda gallonada), romanos (columna corintia, sistema de termas, el modelo de patio porticado) o paleocristianos y visigodos (arco de herradura), aunque todo armonizado por la fe islámica.
 Los jardines de La Alhambra posteriormente sirvieron de modelo para los que se establecieron en los palacios europeos durante toda la Edad Media. Además, ejerció una enorme influencia en el arte norteafricano y español (mudéjar).
 La Alhambra y sus jardines han servido durante siglos de inspiración para numerosos artistas, como por ejemplo, Manuel de Falla. 


 Macarena Navarro,  2ºY Bachillerato. IES Los Olivos en Mejorada del Campo

1 comentario: