miércoles, 19 de agosto de 2015

LA BASÍLICA DE SAN NAZARIO. MILÁN


La basílica de San Nazario Maggiore tuvo como origen la basílica paleocristiana de los Santos Apóstoles, construida por San Ambrosio de Milán en el siglo IV, construida sobre el camino que se dirigía hacia Roma.
Hasta lo que yo sé se trata de la primera planta de cruz latina paleocristiana (frente a las formas basilicales como Santa Sabina o las de cruz griega como San Simeón)

Tal como puede verse en su plano se trataría de un ábside trebolado de brazos terminados en exedra (como repetirá la románica Santa María del Capitolio en Colonia que ya vimos aquí) que tendría, sin embargo, un crucero aún dividido por medio de pantallas de columnas y arcos, tal y como puede observarse en esta reconstrucción

Destruida en un incendio durante el siglo XI, y aún conservándose la planta, el alzado actual es fruto de la renovación del siglo XII.
Para ella se utilizan los sistemas de románico lombardos evolucionado (que ya se pueden observar en San Ambrosio) de bóvedas de crucería de finos nervios y largo vuelo que apoyan en columnas adosadas a los pilares.

Destaca su amplísimo crucero de bóveda de paños con exquisitas trompas.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario