miércoles, 5 de marzo de 2014

MEDINA ZAHARA (3). LA MEZQUITA


En su idea de hacer una ciudad palacial autosuficiente, Abderramán III planificó también una mezquita (además de los oratorios privados) para toda la población de Medina Zahara (soldados, artesanos, burócratas, harem y familia real).

Se planeó en la zona media (topográficamente entre la zona de recepción y la la gran sala pública del Salón Rico), aislada del resto del recinto y sin respetar la disposición simétrica del resto del proyecto, pues fue realizada antes de éste (al menos en 941, aunque algunos las sitúan unos años después).


Siguiendo los modelos basilicales de naves perpendiculares al muro de la Qibla, retoma la idea ya expresada en la Mezquita de Córdoba de galería tras las naves que comunica directamente el mirab con los extremos (y del que saldría un pasadizo elevado que comunicaría con el Salón Rico de uso califal).


Sin embargo, y frente a la aljama de la ciudad, antes de este pasadizo, se crea una nave transversal, creando el típico modelo en T típico del norte de África (Kairauam). Por otra parte, está perfectamente orientada hacia La Meca, lo cual supone una prueba para los que hablan de la orientación de la mezquita de Córdoba como una necesidad topográfica y no una intención política (alejarse del califato abasí, entonces reinante sobre La Meca)



El suelo sería de barro cubierto con esteras y sólo la maxura y mirab tendría suelo de placas de barro cocido.
El alzado se realizaría por medio de columnas simples de las que arrancan arcos de herradura cerrados, sin el segundo piso de la Mezquita de Córdoba (no necesario al ser más reducidas sus proporciones). Su decoración, de la que se han encontrado algunos restos, es la misma que podemos ver en el Salón Rico, tanto en capiteles como en dovelas alternadas lisas o con atauriques.

Al exterior tendría el típico patio porticado y un alminar ligeramente desviado del eje, posiblemente a base de cuerpos en disminución en altura (tal y como sería en Córdoba o la mezquita de Kairauam)
Junto a la mezquita se habilitaron una serie de habitaciones  para su servicio.
Esta zona sufrió especialmente la destrucción ocasionada durante la fitna y en la actualidad sólo se conserva a nivel de plano, siendo fundamental la infografía para su reconstrucción


1 comentario:

  1. Enhorabuena por la interesante entrada. Precisamente nuestra Escuela tiene proyectada una visita a este significativo lugar histórico el próximo día 12.

    Saludos cordiales.

    Mari Carmen.

    ResponderEliminar