miércoles, 16 de julio de 2014

GHIRLANDAIO EN OGNISANTI (1)


Además de las obras de Giotto o Botticelli, la iglesia de Ognisanti tiene varias obras de Ghirlandaio, además de su famoso Cenácuo del que pronto hablaremos.
Especialmente llaman la atención dos, pertenecientes a su periodo más temprano
En el lateral derecho, en una capilla mecenada (como gran parte de la iglesia) por la familia Vespucci, encontramos un retablo realizado en colaboración con su hermano.

En la parte baja el Santo Entierro, en la alta, la tradicional iconografía de la Virgen de la Misericordia que, como ya vimos aquí, hunde sus raíces, en el mismo arte egipcio.

En la segunda, junto a la Virgen, tras un hombre de traje rojo, se encuentra un retrato del famosos geógrafo Américo Vespucci que daría nombre al nuevo continente.
Las obras acusan una acusada geometría y cierta sequedad que nos muestran a un Ghirlandaio aún en periodo de formación.
Mucho más intensa es la otra obra, un retrato de "hombre ilustre", como ya haría Castagno.

Pareja de otro cuadro (tal vez un poco anterior) debido a Botticelli sobre San Jerónimo, el San Agustín en su estudiolo de Guirlandaio destaca por su excepcional entorno, una maravillosa colección de objetos que envuelven la melancolía del Padre de la Iglesia, dándole un carácter mucho más humanista que religioso.
A menudo se habla que su composición general podría estar basada en una obra anónima de Van Eyck que la familia Medici tenía en su colección de arte.



1 comentario: