jueves, 24 de abril de 2014

SAN IDELFONSO DE TOLEDO. NUESTRO GESÚ PARTICULAR


La orden de los jesuítas intentó convencer con la palabra y la pintura pero también con la arquitectura, repitiendo un modelo único (el famoso Gesú del que ya hablamos aquí de su portada y en su interior) que les hiciera reconocibles allá donde estuvieran.

La iglesia de San Idelfonso en Toledo es, junto a San Isidro en Madrid, uno de los mejores ejemplos hispanos de esta imposición a través de la arquitectura, tan clásica como masiva, que gracias a su portada y su cúpula.

Sus autores fueron los mismos de la iglesia madrileña: proyecto de Pedro Sánchez y ejecución del Padre Bautista.

En su portada se respeta el modelo de Giacomo della Porta que vimos aquí (doble piso reforzados por potentes columnas pareadas, unido por aletones y cerrado visualmente por un tabernáculo en vez del tradicional frontón superior).

A este esquema se añaden (igual que en San Isidro) dos torres campanarios de ladrillo que rompen la armonía de la obra della Porta para aportarle un mayor sentido de ascensionalidad.
En su interior se recoge el modelo que hiciera Vignola para el Gesú (aquí lo vimos) de gran nave central, testero plano, corto crucero con pilares achaflanados y naves laterales compuestas a través de capillas comunicadas.





El muro se articula por medio de órdenes gigantes de pilastras.


La cubierta usa la tradicional bóveda de lunetos en las naves y una gran cúpula en el crucero.


Entre los elementos decorativos más característicos están las famosas ménsulas pareadas (casi una firma del Padre Bautista)




y el espectacular retablo fingido de los hermanos González Velázquez que, en una verdadera cita al padre Pozzo, construyen un espacio ilusionista verdaderamente notable (aquí podéis saber más de él)









La visita turística permite al visitante ascender a la tribuna con espléndidas vistas del interior y, si se atreve, a las torres, desde la que se tiene una espectacular vista de Toledo.


miércoles, 23 de abril de 2014

ANUBIS Y EL ORIGEN ICONOGRÁFICO DE LA MUERTE EN EGIPTO


Mis alumnos de 1º ESO ya conocen, aunque sea en líneas generales, el famoso Juicio de Osiris, una de las imágenes más antiguas de la Vida de Ultratumba que fueron ideadas en el Antiguo Egipcio y que ya explicamos aquí.
Ahora nos toca profundizar algo más en algunos personajes de esta famosa escena siguiendo el ensayo de José-R Pérez-Accino.
Comenzaremos por Anubis.
Su figura es de sobra conocida. Cuerpo de hombre y cabeza de chacal.

Según Pérez-Accino, esta figuración se origina en el periodo predinástico en torno a dos animales y toda una simbolización de la vida y la muerte.

El perro (animal domesticado, la propia civilización) les servirá para internarse en lo salvaje (las orillas del Nilo, aún ocupadas por el marjal) para generar caza y por tanto vida.
Por el contrario, su "primo" el chacal, viene del desierto (de lo salvaje y árido, allí por donde se esconde el sol para entrar en el mundo de los muertos en su ciclo diario) para tomar la vida, deglutirla (recuérdese la eucaristía cristiana) y llevarla a mundo del Mas Allá. Él entra en la Vida para alimentar la Muerte.

No nos ha de extrañar su papel de mediador en el Juicio de Osiris, el que prepara el muerto en su proceso de momificación, para presentarlo a Osiris y su Juicio y que la iconografía cristiana convertirá en San Miguel, el ángel psicopompo
Vezelay. Pesaje de las Almas con San Miguel
.
San Miguel. Pedro Roldán

OTROS POST SOBRE LA MITOLOGÍA DE LA MUERTE EN EGIPTO

OSIRIS
.
ISIS


martes, 22 de abril de 2014

EL PALACIO DEL BARGELLO. FLORENCIA


El Bargello (derecha) y la Badía, dos de los emblemas de la Florencia medieval

Como analiza Jonh White, el Bargello florentino ejemplifica la lucha entre el feudalismo y el poder municipal bajomedieval, con las constantes luchas (y destrucciones de torri) de los primeros y la creación (simbólica y estratégica) de una torre palacio comunal en donde residiría una de las piezas fundamentales de la Florencia medieval, el Capitano del Popolo, verdadero poder ejecutivo de la nueva municipalidad.


Sus orígenes hay que buscarlos (según el mismo autor) en el Palacio de los Priores de Volterra, que ya establece el modelo de patio central con gran escalinata y torre descentrada.



Este patio es el verdadero eje compositivo al que se abren grandes salas unidas por pequeñas antecámaras.

Al exterior se busca una fuerte potencia expresiva que redunde en la expresión de poder: un severo bloque paralepípedo con cornisas en voladizo y vanos geminados al estilo gótico.

Sobre él la gran torre, verdadero lugar simbólico de control de la población, como ya analizáramos aquí.


El Barguello se convertirá, pasados los años, en el modelo del famoso Palazzo Vecchio.

lunes, 21 de abril de 2014

EL BOTE DE ZAMORA. EBORARIA CALIFAL



Es éste uno de los tesoros del reabierto Museo Arqueológico de Madrid.
Aunque se conozca como Bote de Zamora (pues se conservó como píxide en la catedral de Zamora), se trata de un marfil califal que, gracias a la inscripción, podemos datar perfectamente.
En ella se habla de un regalo del califa Al-Hakem II a su favorita, Sub (Aurora, pues se trataba de una antigua cristiana), madre de sus principales hijos.

Sabemos incluso que el regalo se hizo para agradecerla su parto de Hixan II en el 964 del calendario cristiano.

Su realización se debe a los talleres de eboraria califal situados en Medina Zahara que reautilizan las formas y motivos típicos de la decoración arquitectónica (atauriques, árbol de la vida, como ya vimos en El Salón Rico) añadiéndole figuras zoomorfas (cervatillos, palomas, pavos...) que se vincularían con el taller de bronces (también animalísticos) de los que proceden algunas piezas capitales, como el Cervatillo de Medina Zahara.


Estas formas pasarán al mundo taifa, con Cuenca (en la Taifa toledana) como uno de los principales focos productores, siendo tal su prestigio en el mundo cristiano que serán seguidas por algunos talleres regios (como el famoso Cristo de Doña Sancha que ya analizamos aquí).


Sería necesario recordar que estos objetos se encuentran relacionados con la cultura del regalo que se practicaba en las cortes medievales (con Bizancio como principal ejemplo), que refuerzan los lazos de las élites o sirven (como los libros, la cerámica de lujo, las joyas...) como forma de protocolo en las relaciones internacionales.


Su utilidad, además de la del propio continente que ya generaría un status sumamente elevado, sería la de guardan grandes joyas, perfumes...



.


domingo, 20 de abril de 2014

RECORDANDO A LUIS ROSALES EN GRANADA


Aunque su casa se encontrara en otro lugar (al lado contrario de la Catedral), existe en Granada una bella plaza dedicada al poeta con un encanto extraño, íntimo.
Quizás tal vez sea el azulejo con un bellísimo poema que siempre hago mío cada vez que lo leo.

O por la fuente casi muda que hizo Subirach, haciendo de la geometría verdadera poesía

Casi sin quererlo todo invita a recordar la tragedia, la de García Lorca que se creía protegido por la familia Rosales (cuyo hermano mayor era un alto cargo de Falange), y que a la postre llegó tarde para impedir el crimen.
Y es que el lugar es todo un compendio de historia: los judíos del reino de Granada, el lugar (muy cercano) en donde viviera sus últimos años el Gran Capitán, los inicios de nuestra Guerra Civil

sábado, 19 de abril de 2014

LA PINTURA ROMÁNICA SEGÚN SUREDA

                                             
Estos son dos clásicos de mi biblioteca.
Pese a los años transcurridos desde su publicación, para mi siguen siendo dos referentes imprescindibles tanto para el estudio como para viajar con ellos.
El autor, uno de los grandes de nuestra pintura románica, sigue la línea de interpretación marxista (arte románico como superestructura de la economía feudal a la que nosotros ya nos acercamos aquí), aunque con un minucioso análisis de lo técnico que le sirvió para establecer el primer árbol de filiaciones o escuelas planteado para el románico hispano
                                                   
  Estos dos volúmenes, además de esta doble interpretación iconográfica y formal, se completan con una amplísima colección de fichas por monumentos (tanto de pintura mural como de frontales sobre tabla) que son una verdadera maravilla para acompañar en los viajes

jueves, 17 de abril de 2014

ARTE ETRUSCO. EL ORADOR.


Anteriormente tomada como romana, el descubrimiento de unos caracteres etruscos en su toga han hecho que se recoloque dentro del periodo etrusco en pleno dominio ya romano (hacia el 80 antes de Cristo).
Una vez más se observa la capacidad de este pueblo de adherirse a las corrientes dominantes (como anteriormente la griega, como vimos en la Quimera de Arezzo).
Representa a un hombre togado, Aulo Metelo en un santuario o tumba. Posiblemente un noble local en actitud de arenga (de ahí su nombre: arringatore)

Con algunos rasgos arcaicos (pelo pegado al cráneo, tan sólo dibujado), destaca el trabajo de su toga, la apertura de su gesto (como la que más tarde veremos en el Augusto della Prima Porta) y el realismo y penetración de su rostro, que tendría los ojos de pasta, como ya vimos en alguna obra del periodo republicano (Escipión el Africano)

miércoles, 16 de abril de 2014

LAS RUINAS DE LA IGLESIA MUDÉJAR DE SAN GIL. GUADALAJARA


En en el lugar donde se reunía el concejo medieval (en una plazuela en donde se reunían las cinco calles centrales de la Guadalajara medieval, quedan estos extraordinarios restos de San Gil (siglo XIV)

El entorno no puede ser más terrible, con un gigantesco edificio de acero y cristal que parece, literalmente, avalanzarse sobre ellos, nos resta un magnífico ábside de pisos de ventanas ciegas al modo toledano.

En lo que sería la capilla de su transepto, nos queda un muro de lo que debió ser la magnífica capilla de los Orozco, con recuperadas yeserías que entremezclan los rasgos moriscos con los modos de los esgrafiados segovianos





















CONOCIENDO GUADALAJARA