sábado, 23 de mayo de 2015

LECTURAS PARA VIAJAR A PARÍS





EL PARÍS BARROCO

Tosca Soto. Corona de Damas 


EL PARÍS DECIMONÓNICO

                           Guy de Maupassant. Bel Ami
.
                                   Zola, Yo Acuso
.

BELLE ÉPOQUE



Años 20 y 30

                        Hemingway. París era una fiesta
.
                         Henry Miller y sus Tópicos

.
                         Cocteau. Cartas a su madre



LOS CINCUENTA Y SESENTA

.
Perec Las Cosas
.

.


EL PARÍS ACTUAL
.
Houellebecq Ampliación del campo de batalla
.
Perec Tentativa para agotar un lugar parisino (Plaza de San Sulpice)
.


jueves, 21 de mayo de 2015

HACKE Y EL ARTE ECOLÓGICO


A partir de los 60 y su profunda revolución de los valores tradicionales, el arte sufre un fuerte cambio, y utilizando las estrategias generadas en los años 50 y principios de los 60: arte conceptual, situacionismo, body art, land art,  arte povera, performances y happening...) generan un arte político-activista que se prolongará en la posmodernidad (Guerrilla Girls, Trockel, Kruger...)
Su idea es invertir los términos y poner (como en el arte conceptual) la idea por encima de la realización material que se abre a nuevos formatos (carteles, fotografías de performances, instalaciones, vídeos, estadísticas...) en la línea abierta por Fluxus y Beuys con su concepto de arte ampliado (Su Organización para una democracia directa es de 1971)
Sus temas pasan por la crítica a la sociedad blanca, patriarcal, capitalista..., con la aparición de los contenidos feministas, políticos-sociales, económicos o, en este caso, ecológicos.
Esta tendencia se relaciona íntimamente con el activismo en favor de los derechos civiles o la protección del medio ambiente (Greenpeace nace en 1971), generando un arte de denuncia.
De esta manera Hacke, que ya había trabajado en la denuncia de la especulación urbana de la isla de Manhattan, plantea una acción de recoger toda la basura encontrada en un pequeño espacio de la playa de Carboneras para realizar el Monumento a la Contaminación de la playa que abre este artículo.
Otras de sus obras sobre el tema son más sutiles y hablan de la imposibilidad de la Naturaleza en nuestra sociedad actual, reduciéndola a pequeños monumento de tierra y césped auténtico que crecerán en los museos.

Pequeños simulacros, juegos de niños urbanos, como la creación de arroyos artificiales en la azotea de su estudio.

O el jardín accidental creado con las propias semillas que viento ha traído, de nuevo a su azotea.

miércoles, 20 de mayo de 2015

EL NUEVO MEDIALAB PRADO


Hace unos meses, y a propósito de una excursión en torno al Paseo del Prado, ya citábamos el nuevo (y desconocidísimo) museo de nuevas tecnologías y arte expandido que utiliza las aplicaciones informáticas, los estudios de campo y la participación ciudadana como una forma de crear un arte verdaderamente social que investigue sobre las redes, la visualización de la información, los nuevos modelos de socialización y sus consecuencias (Verdaderamente un fascinante híbrido entre el museo y el laboratorio que permite implicarse en las nuevas formas de creación y no solo completarlas). Os animo a visitar su página






















Hasta este año se situaba (provisionalmente) en unos sótanos, frente al Caixafórum, con el único hito urbano de una gran pantalla de led que se asomaba a una pequeña (y algo degradada) plaza dura construida sobre la antigua subestación eléctrica que ardió en 2004 afectando a toda la manzana
Ahora se ha completado con la reconversión de las Serrerías Belgas realizado por Víctor Navarro y María Langarita.

Su actuación ha sido doble. Por una parte han limpiado de todo tipo de adherencias el edificio de las antigua Serrerias Belgas (principios del XX), dejando a la vista el hormigón que forma su esqueleto, dándole a la estructura un aire brutalista mientras se recuerda su historia industrial
Eliminando muros medianeros se ha construido espacios diáfanos, haciéndoles continuar hacia el exterior los espacios gracias al uso de grandes cristaleras sobre los antiguos muros de cierre




En ellos, entendidos como salas de usos múltples (talleres, conferencias, grupos de trabajo) se han incorporado elementos de estética minimal (muy adecuados al entorno) y vivos colores pop (acaso sería mejor decir posmodernos), que nos recuerdan a la idea del Pompidou de dar protagonismo a las conducciones y elementos tradicionalmente ocultos

En segundo lugar, y como obra nueva, se ha realizado un módulo central en el patio que sirve como escalera distribuidora. En este espacio lleno de espacios ortogonales se ha insistido en el color (un vibrante amarillo), las formas industriales que dejan a la vista los tirantes y, de nuevo, los ventanales.






Estas serrerías tienen una larga historia que Mercedes, en su interesantísimo blog, se ha encargado de recoger

martes, 19 de mayo de 2015

LEÓN FERRARI Y LA CRÍTICA POSMODERNA

Una de las facetas más conocidas de León Ferrari es su arte crítico (aunque su obra es mucho más amplia y variada) que fustiga las numerosas conexiones entre Iglesia y poder (y su complicidad con actos violentos), la moral sexual judeocatólica, la intolerancia, el Imperialismo o las propias dictaduras de su país (Argentina).

Para ello suele recurrir a procedimientos que ya vimos en el arte dada y surrealista, especialmente cercanos a la obra de Hearfield. Fotomontajes que juegan a la contradicción entre imágenes de tradición clásica de claro carácter apropicionista (desde Miguel Ángel, Perugino o la pintura japonesa e hindú) con imágenes sacadas de los periódicos.

Se crea así una fuerte tensión entre las imágenes produciéndonos un shock que nos ayuda a comprender de forma visual las contradicciones del discurso dominante.

Las polémicas que han generado muchas de sus obras son la verdadera obra de arte, alejada ya por completo de lo estético. Pues su única función es provocar, crear disidencias (a menudo rozando lo blasfemo) que nos ayuden a ver la complejidad de lo actual, generando nuevos microdiscursos heterodoxos.


lunes, 18 de mayo de 2015

ROBERT MORRIS Y EL POSTMINIMALISMO


El arte minimal, en su idea de reducida intervención del artista (puramente mental) y la reducción de las formas a la esencialidad y la seriación, llegó a un callejón sin salida.
Ante ello, los propios minimalistas (como Morris y posteriormente Serra) buscan nuevas salidas al movimiento a través de distintas estrategias (la antiforma o el retorno a los materiales de Serra, la unión con la performance, el estudio de la gravedad, la estabilidad y sus límites...)
En esta línea (y de una forma muy temprana, 1961), Morris plantea un típica estructura minimal (reducida a la pura esencialidad, sumamente arquitectónica a la hora de definir los espacios circundantes o interiores) a la que añade la participación del espectador (que ya se encontraba implícita en el arte minimal, aunque ahora sumamente dirigida)
Las dos paredes en forma curva se van aproximando lentamente mientras el espectador se aventura entre ellas, con una progresiva reducción de la luz blanca, que nos llevará hasta... Miradlo por vosotros mismos.
Mientras el espectador realiza este corto paseo, se ve acompañado por un sonido cada vez más evidente, los latidos de un corazón humano.
Son todas estas sugestiones las que superan el simple conocimiento cenestésico que proponía el arte minimal, introduciéndonos en sensaciones mucho más complejas, que pueden variar (según el espectador, imprescindiblemente activo) entre la angustia claustrofóbica, el temor, la placidez de la protección del lugar...
Morris así está planteando nuevas formas artísticas que desarrollará Serra (Arco doblado, espirales...) a mitad de camino entre la escultura y la arquitectura.