miércoles, 26 de noviembre de 2014

SAN PEDRO DE LA NAVE


Quizás sea el mejor ejemplo de arquitectura visigoda, sumamente compleja y aún no explicada convenientemente.


Su planta juega con los modelos centralizados (planta de cruz griega como la de Melque o Santa Comba de Bande) a la que se añaden tres naves (marcando un claro eje longitudinal (como ocurría en San Juan de Baños o Quintanilla de las Viñas). Una triple nave que, en la cabecera, se convierte en habitaciones semicerradas (pero comunicadas visualmente) con el altar, que se han interpretado tanto como prótesis y diaconicon de tradición paleocristiana como ergastulae (pequeñas celdas monásticas), como las que aparecían ya en Quintanilla y que nos podrían hablar de un monasterio nunca documentado por las fuentes.



Esta complejidad en planta la volvemos a encontrar en alzado, en donde la arquitectura se comporta como una agrupación de formas geométricas básicas que culminan en su crucero y que en el interior generan pequeños espacios independientes que se aproximan a la arquitectura bizantina de la Segunda Edad de Oro (una intimidad de los espacios interiores que hay que descubrir lentamente, muchos de ellos desarrollados en altura, como será habitual en la futura arquitectura mozárabe).

Las cubiertas, reconstruidas tras su traslado por la creación de una presa, son aún motivo de polémica.

La iglesia también posee las representaciones en relieve más interesantes del periodo, con temas derivados de lo paleocristiano como El Sacrificio de Isaac o Daniel en el Foso de los leones.

La imposibilidad de realizar fotos en su interior (verdaderamente asombrosa en toda la zona zamorana) nos impide analizarlas con mayor detalle.

Para subsanar la falta os dejamos esta magnífica presentación


martes, 25 de noviembre de 2014

ARCOS DE AL ANDALUS (4). PERIODO NAZARÍ


Son habituales los arcos peraltados (el arco de medio punto se  continúa con dos sectores rectos)
Es normal que el intradós de estos arcos se llene de festones (moldura rizada), llamándose festoneado.



Sala de las Dos Hermanas. Alhambra

Junto a ellos son habituales los arcos de cortina de origen almohade a los que se añaden mocárabes.






















MÁS ARCOS ANDALUSÍES

.
.

LOS MOCÁRABES O MUCARNAS



Sala de las Dos Hermanas. La Alhambra

Entendemos por mocárabes pequeños prismas de varias caras (habitualmente realizados en yeso), que cuelgan de cúpulas y arcos.
Para su desarrollo se necesitan amplios conocimientos de geometría, pues su creación se encuentra en el desarrollo de parábolas y formas elípticas que pasan a tres dimensiones


Arco de mocárabes. Sala de las Dos Hermanas. La Alhambra

Como se puede apreciar en las distintas fotografías, la multiplicidad de caras y su desarrollo en formas cóncavas hace que la luz incida en ella de formas distintas a lo largo del día (de la misma manera que se proyectan las sombras) 
Se trata de una constante en el arte islámico, la que habla (como ya comentábamos en el caso del agua) de las apariencias que ocultan la Unidad, del devenir y el cambio que, sin embargo, termina por ser cíclico, repitiendo el Uno.

Su origen ha sido muy discutido. Grabar habla de una aparición simultánea en Irán y el Magrab.
Sin embargo otros autores (Yarza, Borrás, Marcais) apuestan decididamente por el mundo iraní, y hablan de una evolución de las trompas en ladrillo que comienzan a subdividirse por medio de arcos internos, tal y como se puede ver (aún embrionario) en el mausoleo de Ismail de Bujara.

Sobre este modelo los arcos se multiplican, facetando cada vez más la superficie, como podemos ver en este ejemplo de Alepo.

Hasta desarrollarse totalmente



Trompa con mocárabes. Samarcanda






















Iwan con mocárabes en Mausoleo de Tamerlán. Samarcanda

lunes, 24 de noviembre de 2014

LOS ARCOS DE AL ANDALUS (3) ALMORÁVIDES Y ALMOHADES


Aparecen los arcos de cortina. 
Es realidad es una evolución de los arcos polilobulados en donde los lóbulos se van volviendo cada vez más pequeños y se entrecruzan siguiendo distintas direcciones. Desde este modelo se pasará a estructuras triangulares en donde la división de arcos se convierte en redientes rectos - al modo de colgaduras en vertical - y pequeños lóbulos verticales (una evolución de los arcos mixtilíneos que hemos visto en el periodo Taifa)

En este detalle de la Giralda puedes ver los dos modelos
En la parte superior hay un arco polilobulado con entrecruces que hacen que los lóbulos (ya más pequeños) no sigan ya la forma del arco (compáralo con los interiores del mismo arco y te darás cuenta).
El arco más bajo ya tiene forma de cortina totalmente desarrollada con tramos rectos y curvos (desde los modelos mixtilíneos) y en la parte superior tienes lóbulos verticales y entre ellos los redientes.
.
De herradura apuntada (también llamado túmido). 

                             Restos mezquita de Sevilla
.
.


MÁS ARCOS ANDALUSÍES

.
.

LOS MODELOS DE MEZQUITAS



En el mundo islámico se desarrollaron varios modelos de mezquitas que, aún teniendo sus elementos esenciales (Shan, haram, muro de la qibla, mirab) las organizan tomando como idea distintas tradiciones arquitectónicas

Hipóstila.
Constituida por una gran sala de oraciones columnada. Su origen se puede encontrar en una doble tradición: ideológica (la casa de Mahoma en Medina) y arquitectónica (la basílica paleocristiana).


A ella pertenecen la mezquita de Damasco y es, en general, el modelo adoptado en la zona occidental (Kairauam, Al Azhar, Tremecén, Córdoba)
.
De iwanes
Como ya hablamos aquí, el iwan es un elemento arquitectónico de origen parto-sasánida (una habitación abovedada con un lado abierto). Se comenzará a utilizar en el arte abasí y triunfará definitivamente en la parte oriental (Irán, India...).
Suelen tener grandes cúpulas bulbosas sobre altos tambores con espectacular policromía por medio de azulejos.
Destacan las obras de Bujara, Ispahan, Samarcanda



Plaza de Ragistán. Samarcanda

De cúpula centralizada.
Con la toma de Constantinopla por los Otomanos, existe una fuerte influencia de la arquitectura bizantina (en especial, Santa Sofía) en su arquitectura que tiende a realizar grandes espacios diáfanos cubiertos por cúpulas.
Llevadas a su máxima expresión por Sinan, se repiten obsesivamente en Estambul y toda su zona de influencia.




Otras formas centralizadas.
Aunque no exactamente mezquitas, otras formas arquitectónicas musulmanas (especialmente mausoleos) tomarán la forma centralizada basada en una cúpula central. Su origen hay que buscarlo en la Cúpula de la Roca (que a su vez se inspira en modelos bizantinos como Sergio y Baco o San Vital).





















                          Kuba Ba Adyin. Marrakesch

domingo, 23 de noviembre de 2014

LOS ARCOS DE AL ANDALUS (2) PERIODO TAIFA

En él se evoluciona desde modelos califales de tiempos de Al Hakem II (maxura de Mezquita de Córdoba), barroquizándolos cada vez más.

Arcos lobulados entrecruzados. La Aljafería

Como novedad aparecerán los arcos mixtilíneos que introducen segmentos rectos entre los lóbulos y que, en el periodo almorávide-almohade, serán el origen de los arcos de cortina

Arco mixtilíneo. La Aljafería
.

MÁS ARCOS ANDALUSÍES


.

LOS ARCOS DE AL ANDALUS (1). Periodo emiral-califal



Arco de herradura con alternancia cromática de las dovelas. Medina ZaharaA su alrededor se crea una moldura decorativa denominada alfiz

Deriva de los modelos visigodos, cerrando más su arranque.





San Juan de Baños

En las últimas etapas (periodo de Al-Hakem II) se comienzan a generar nuevos arcos, cada vez más barroquizantes.


Arcos de herradura entrecruzados. Mezquita de Córdoba


Arco entrecruzado y arco polilobulado 
(a diferencia del cristiano, siempre el eje de simetría siempre coincide con un lóbulo)
                                          Mezquita de Córdoba
.



RINCONES DE PARÍS. LA FUENTE DE LOS INOCENTES


París es un libro de historia de páginas semiborradas que hay que leer entre líneas e imaginar más que ver.
Así ocurre con esta fuente de los inocentes, la única renacentista de todo París.
Se alza donde estuvo una iglesia medieval del mismo nombre en cuyo cementerio se enterraba a los inocentes (los niños de inclusas y otros centros de caridad) y que, debido a su mala fama (se encontraba en el borde de la ciudad y era utilizado por prostitutas) terminó cerrándose con una valla a la que se adosó esta fuente.
Pronto la iglesia desapareció y con ella el cementerio (trasladando los restos a las Catacumbas) en la imparable expansión del mercado de las Halles.
Tras el derribo de este mercado tradicional se recuperó esta plaza y se colocó en su centro la fuente (añadiéndole un cuarto lado).
Sus autores, Jean Goujon y Lescot Pierre, crearon un templete de órdenes clásicos con delicados relieves en los paños,  rematados por frontones y una cúpula central.
El agua, desde la fuente central, se derrama bellamente por las escalinatas.


BUSCA UN CÍRCULO AMARILLO


sábado, 22 de noviembre de 2014

LA OBRA DE ARTE DESCONOCIDA. BALZAC+PICASSO


En 1832, un joven Balzac publicaba en prensa este cuento corto que terminaría por convertirse en una de las obras más citadas por los autores del siglo XIX (Rodin, Cezanne) o XX (Picasso, Mann, Rilke...) ¿Cuál era su embrujo?
Acaso la genialidad de introducir en sus escasas páginas la más completa y profunda reflexión sobre la creación artística, sus momentos más excelsos y sus más tristes fracasos, reflexionando sobre la verdad y la mentira en el arte, su imposibilidad de recrear directamente la realidad o la necesidad de buscar una mentira (simétrica pero no tangente) para conseguir el efecto de realidad sin tener que copiarla (algo que tanto interesó a Cezanne o a Picasso).
                                                        
El texto utiliza dos pintores históricos (Porbus y un joven Poussin) y otro inventado (Frenhofer) para buscar los límites del arte y terminar despeñados por el abismo de una doble locura, la del amor y los celos y la de la propia pintura.

Su lectura es toda una lección sobre arte clásico (desde Rafael a Tiziano, con excelente explicaciones sobre perspectiva o pincelada suelta) a la vez que una verdadera premonición de lo que será el arte moderno (desde la primacía de la luz del impresionismo, la estética del fragmento de Rodin, la búsqueda de armonías musicales que practicará Cezanne o Kandinsky), y yo en alguna ocasión he utilizado fragmentos suyos en clase de arte de 2º de Bachillerato con muy bueno resultados.

Pero esta edición tiene, además, un plus. Contiene los grabados que Picasso realizó para la edición de Vollard, una extraordinaria colección de dibujos que pasan del modo ingresco (precedente de la famosa Suite Vollard) a la abstracción de grandes mallas de puntos, claramente entroncadas con su escultura Monumento a Apollinaire.
Y es que esta obra fue una verdadera obsesión para Picasso, que llegó a alquilar el taller en la Rue de Grans Agustins citada en el libro en donde terminará pintando el Guernica.
En ella encontraba algunos de sus temas centrales, como el poder de la creación, el pintor y la modelo, los límites de la representación... que le ocuparon gran parte de su obra.


viernes, 21 de noviembre de 2014

IWANES Y CÚPULAS BULBOSAS REMATADAS EN CERÁMICA. EL ISLAM ORIENTAL

Madrasa Mir-i-arab (Bujara)

Iwanes y cúpulas bulbosas policromadas en azulejos, estos son dos de los grandes rasgos distintivos del arte islámico en la zona iraní (Ispahan) y sus zonas limítrofes (Samarcanda, Bujara).



 Madrasa Mir-i-arab (Bujara)
.
El iwan es, en esencia, un pabellón cerrado por tres lados y abovedado.
Mezquita de Bibi Hanim. Samarcanda

Su origen hay que buscarlo en el arte persa y parto (primero vinculado a la arquitectura doméstica, como lugar de sombra para el tórrido verano, y posteriormente a la sala del trono), extendiéndose gracias al arte sasánida (como el espectacular de Cesifonte).
.

Mezquita Kalon. Bujara

Sobre esta tradición el arte islámico lo recogió como entrada triunfal a sus mezquitas (orientándose hacia la Meca y, por tanto, siendo una expresión del mirab hacia la ciudad). 
Mezquita Kalon. Bujara
.
Iwan del mausoleo de Tamerlán. Samarcanda

El arte gaznaví y más tarde los selyucidas lo utilizarán con profusión, creando el llamado modelo de mezquita de cuatro iwanes, como el famoso de la plaza Registan de Samarcanda (aunque algunos autores retrasan la aparición de este modelo de mezquita a la arquitectura abasí)

Este modelo de iwan se extenderá (posiblemente desde los selyúcidas) hacia occidente, como podemos apreciar en este iwan de Alepo.

 Al extremo occidental (Magreb y Al Andalus) su llegada fue mucho más tardía, como podemos ver en un edificio ya del siglo XIV como el Corral del Carbón

El segundo rasgo característico será la cúpula de forma bulbosa (la que hace crecer su luz según se asciende por ella, ensanchándose más que el propio tambor que la sustenta) sobre altísimos tambores (posible herencia del arte bizantino donde son comunes desde la Segunda Edad de Oro) que crea una poderosa imagen ascensional. También se denomina de cebolla .


 Madrasa Mir-i-arab (Bujara)
.


                          Madrasa Mir-i-arab (Bujara)

Estas cúpulas se recubren de azulejos (que también llegan a cubrir el tambor en algunos ejemplos), siguiendo la tradición cerámica islámica.
Posiblemente en ellas se encuentran (junto a las tradiciones de los nómadas esteparios) las espectaculares cúpulas rusas del XVI (aquí ya vimos las de San Basilio de Moscú)



Necrópolis de Samarcanda

Son especialmente celebradas las de Samarcanda que se inician en el periodo de Tamerlán.























Mausoleo de Tamerlán. Samarcanda

Mezquita Tilla Kali. Samarcanda.

Mezquita Tilla Kali. Samarcanda.