miércoles, 23 de julio de 2014

EL TEMPLO ROMANO DE CÓRDOBA


Junto a la Via Augusta, y ya en tiempos imperiales (siglo I dC), se quiso crear un gran espacio arquitectónico cívico que reflejara las grandezas del imperio.

Para ello se tuvo que allanar toda la zona (que se encontraba en pendiente) creando unas poderosas infraestructuras de opus cuadratum (nuestros actuales sillares) y caementicium (cemento) que cimentaron el amplio foro porticado y perfectamente enlosado (restos de ellas las podemos encontrar junto al propio templo, que se alza en unos altos podia de ladrillo).



En el centro de él se colocaba este poderoso templo hexástilo y pseudoperíptero de bello orden corintio.


Sus columnas representan el momento de mayor esplendor de la Corduba romana a la que ya le dedicamos un artículo con un video-recreación aquí.



















Reconstrucción de García Bellido
.

1 comentario:

  1. ¡¡¡MAGNIFICO!!!

    Muchas gracias por las aportaciones.

    Un saludín.

    Mari carmen.

    ResponderEliminar