martes, 22 de septiembre de 2015

ARTE MICÉNICO. LA TUMBAS DE ATREO


La civilización micénica se caracterizó por sus grandes murallas y monumentos funerarios.
Entre estos últimos el más representativo es esta tumba de Atreo.
Como podéis ver, sus modelos son evidentes. Son las tumbas corredor con falsa cúpula que fueron muy habituales en gran parte del Mediterráneo (aquí ya vimos las de los Millares).
Frente a ellas, se trata de una edificación bastante tardía (en torno al 1.200 a C).

Se compone por un corredor (dromos), sin cubierta. Sus laterales son altas paredes de aparejo ciclópeo (grandes bloques de piedra) que se van levantando según nos acercamos a su entrada.
En esta entrada se encuentra uno de los elementos más novedosos: un triángulo de descarga.

Lo podéis ver encima de la puerta, como un gran hueco. Su función es estructural, pues los grandes pesos superiores no apoyan así sobre el gigantesco dintel (de podría romperse), y se llevan a sus extremos (esta técnica se continuará con el uso del arco de medio punto, como puedes ver en el Panteón de Agripa).

En su interior existe una gran sala (parcialmente excavada en la roca) que se cubre por una cúpula de aproximación de hiladas (no se comporta como una verdadera cúpula, aunque lo parezca)
.
.


Fotografías: J A Castrejón







No hay comentarios:

Publicar un comentario