jueves, 11 de diciembre de 2014

LOS CANECILLOS ROMÁNICOS


Canecillos de Frómista

La técnica del can, canecillo o modillón no es propiamente románica, pues ya los vemos aparecer en las ménsulas clásicas o los modillones de rollo islámicos o mozárabes.

                             Canecillos de Frómista

En realidad se trata de una ménsula (elemento triangular) que sirve para sustentar una cornisa que posteriormente recibe decoración escultórica.

Canecillos de San Cristóbal. Salamanca
.


San Vicente de Ávila

En el mundo románico su presencia fue constante, convirtiéndose (junto a capiteles y portadas) en uno de los lugares esenciales de la escultura.

Su situación, en la parte superior, los hacía poco visibles, y acaso aquí esté el origen de gran parte de sus temas (animales, cabezas humanas, símbolos cabalísticos, formas monstruosas e incluso escenas eróticas).


El Olmo. Segovia
.
¿Acróbata?

Otros autores (como ya vimos aquí) piensan de manera contraria y analizan todos estos temas como lo terrenal, este mundo lleno de pecados y demonios que se reflejaría en el exterior de la iglesia de una forma moralizante
Monstruo devorando ¿?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada