jueves, 19 de julio de 2012

LA IGLESIA FORTALEZA DE CALATRAVA LA NUEVA

 
 Enun paisaje mágico que tanta historia guarda entre sus viñedos, sus olivos y su trigo, se yergue magnífica la Fortaleza de Calatrava la Nueva a la que JV le ha dedicado hace poco tiempo un magnífico post que sería muy recomendable acceder antes de ingresar en la iglesia, pues gracias a él se podrían comprender mejor algunas de sus características de la construcción militar y del control del territorio
 
 En su entrada nos encontramos ya con la característica puerta en codo de orígenes musulmanes, tras cuyo arco (ya ojival) se adivina un edificio realizado con mampostería en que sobresale su portada ojival y el gran rosetón que nos habla ya de una de las constantes de su edificio, su impronta cisterciense (orden con la que se vincula directamente la orden calatrava) que busca lo estructural frente al decorativismo del románico tardío, introduciendo nuevas técnicas de origen controvertido (el arco ojival, ya sea desde su sede en la Borgoña, ya por influencia musulmana; o la bóveda de crucería, presente tanto en el románico anglonormando como, una vez más, en el ámbito islámico con el que tantas relaciones tienen estas órdenes militares, creando una verdadera ósmosis, muy a menudo olvidada por los historiadores más conservadores)
Rosetón de entrada
 En su interior nos encontramos con una forma basilical de tres naves, muy estrechas las laterales, muy diáfana (como corresponde al císter), aunque aún con escasa verticalidad (2/1 en la nave central que carece de tribuna superior, tan solo marcada por una ventana que se abre en el hueco que permiten las bóvedas)
Si nos fijamos en los soportes encontraremos innovaciones cistercienses (un pilar circular al que se adosan arcaicos baquetones, así como ménsulas que sostienen algunos nervios sin llegarlos a posar en el suelo)
 Pilar central y baquetones

Ménsulas que recogen a media altura los nervios
 Lo que sí resulta mucho menos novedoso es la preeminencia del muro sobre el vano, con paredes casi sin calar, pues son estructurales
Esto provoca una penumbra que nos recuerda más al románico que al Císter, con un solo gran foco de iluminación, el rosetón de la entrada. (De la misma manera, y como se puede observar en el plano que incluimos más adelante, las ventanas de los ábsides aún son abocinadas en un grueso muro)
 Pero el edificio aún nos reporta más sorpresas, especialmente en su cubierta
Como se puede ver en este plano retocado las naves se cubren con bóvedas de crucería, siendo las laterales transversales para así poder contrarrestar los pesos de la gran central.


Cubierta nave lateral
 Pero estas bóvedas son aún sumamente primitivas, con una plementería que no enjarja en los nervios sino que se sobrepone sobre ellos. Son las llamadas bóvedas de ogiva que, aún pareciendo góticas, tienen una ideología románica (una forma estática que apoya en vertical y no mueve los pesos hacia los laterales, como realmente hace el gótico).
Precisamente por ello los elementos se realizan con ladrillo (menos pesados) y tienen una extraña disposición (a veces denominada nido de golondrina) que crean formas cupuliformes.

 Y a todo este conjunto de interferencias entre lo antiguo (románico) y nuevo (císter) hemos de añadir una tercera influencia: el mundo musulmán.
Como ya decíamos estas influencias han sido muchas veces silenciadas por la historiografía más tradicionalista al no encajar con la idea de conflicto que es utilizada para explicar en exclusiva la llamada Reconquista.
Sin embargo (y como se puede apreciar en el mundo templario o en el hospitalario)
Sólo sería necesario ver estas dos imágenes para comprenderlo
Arcos apuntados de herradura (túmidos) de origen almohade en el ábside lateral

Una lacería (sobre falso alicatado) también almohade  en la ventada que comunica el ábside central y los laterales

Pero aún más asombroso resulta esta estructura cercana a la iglesia en lo que fuera rauda (cementerio islámico, como se descubrió en las excavaciones) que recuerda demasiado a las kubas o morabitos del Magreb, de clara vocación funeraria y con su planta centralizada que muy probablemente estaría cubierta por una cúpula central.

Para saber más

No hay comentarios:

Publicar un comentario