sábado, 27 de abril de 2013

LECTURAS PARA VIAJAR A SICILIA


Sicilia es un microcosmos tan propio que cierta literatura nos puede ayudar a entenderla.
Por supuesto es básico el Gatopardo de Lampedusa que nos ayuda a conocer esa cultura cuasifeudal de señores y esclavos, algo que aún persiste de forma más soterrada en todo el mediodía italiano.
Una metáfora de su aislamiento, de su terrible presente, es el Desierto de los Tártaros de Buzzatti, la historia de una fortaleza y su vigilancia inútil que consume la vida de los hombres.
                                                                   
  Más contemporáneos, los Tíos de Sicilia de Sciacia nos pondrá al día de la mentalidad más rural, mientras que todos los libros del comisario Montalbano (Camilieri) nos ilustran sobre la vida de la isla en múltiples facetas (desde la mafia a la burocracia, las carreras de caballos, los expolios arqueológicos o medioambientales...)

                                                                 
  Los cuentos cortos de Giovani Verga, un excelente representante del relismo en la isla,  nos presentan esa Sicilia rural, dura y despiadada, cuya máxima expresión es la famosa Cavalleria Rusticana que Mascagni utilizaría para su famosa ópera y Cópola en su tercer Padrino.

                                                                    
  Si queremos impregnarnos del ambiente de tolerancia y sincretismo que se dio en la Sicilia sículo-normanda, y en torno al cual se crearon sus magníficos edificios, os recomiendo el libro de Tariq Alí: el sultán de Palermo.



En cuanto a guías yo prefiero  la escrita por Miguel Reyero

                                                               

No hay comentarios:

Publicar un comentario