domingo, 21 de abril de 2013

PASEANDO POR EL SURESTE DE MADRID. LA MARAÑOSA. CUANDO EL JARAMA Y EL MANZANARES SE UNEN


Este pasado viernes pude al fin visitar al paraje que llaman de la Marañosa. Me guiaba un amigo en un paseo en donde el agua, la luz del atardecer y la compañía lo convirtieron en algo verdaderamente inolvidable.

Apenas a 17 kilómetros de la Puerta del Sol, camino de la autopista de Valencia, junto a Rivas,  se encuentra este maravilloso rincón. Uno más de los humedales que salpican el parque natural del sudeste y del que ya hicimos una ruta turística aquí.

Lo primero que se impone son los grandes cortados de yeso que ha ido creando el Manzanares a su paso.

Estas rocas sedimentarias son los testigos de un antiquísimo lago salino lentamente desecado que ya explicamos aquí con más profundidad.

Entre praderas de flores levantadas por el lluviosísimo mes de marzo, el camino nos acercan a ellos entre una abundante vegetación de ribera hasta descubrir el cauce del Manzanares, también inusualmente alto.

Siguiendo su curso el camino nos llevará a una espectacular laguna, la del Soto de las Juntas (curiosamente de origen humano, como ya explicamos).

Con los juncos aún secos nos sorprende en ella los tarayes recién florecidos.

Desde este punto el camino se divide. Continuando recto llegaremos a la unión de los dos ríos, aunque nosotros preferimos el ramal de la izquierda para, girando alrededor de la laguna, encontrarnos con el Jarama y un bello cernícalo.

En torno a toda la laguna existen observatorios para observar las aves que lo pueblan (y que cambian a lo largo del año, como podéis ver aquí).

Nosotros encontramos fochas y patos que nadaban plácidamente en un atardecer mágico

A Juan. Gracias por tantos años de amistad (y por todos lo que aún tendremos)

1 comentario:

  1. Hermosas fotos de un paraje espectacular de nuesta Comunidad, una tarde de primavera junto a uno de mis mejores amigos, para repetir. Juan

    ResponderEliminar