martes, 23 de abril de 2013

LA TORRE DE SAN JUAN DE LOS PANETES. ZARAGOZA


Aragón tiene un alma mudéjar que se extiende mucho más allá de la Edad Media. Un perfecto ejemplo de esto lo tenemos en esta torre de San Juan de los Panetes, en una esquina de la plaza del Pilar.
El edificio, realizado sobre otro anterior propiedad de la Orden de Jerusalén, se rehizo a partir de la mitad del XVI, época a la que corresponde la torre.
En ella, aunque con módulos y elementos ya renacentistas, aún encontramos esas maneras mudéjares de capturar la luz y la sombra por medio de los saledizos del ladrillo.
Lo que ya si resulta moderno es la limpieza con la que se recortan los elementos, individualizándose sobre la estructura, creando una imagen sumamente bella


No hay comentarios:

Publicar un comentario