lunes, 18 de agosto de 2014

SANTA MARGARITA DEI CERCHI. Un pequeño y mágico lugar de Florencia que conserva el recuerdo de Dante


Muy cerca de la casa natal de Dante, olvidada por completo por los grupos masivos de turistas, el viajero curioso (y leído) encontrará uno de los lugares más fascinantes de la ciudad.
Se trata de una pequeña iglesia (casi ermita) que conserva su portada medieval, casi románica.

En su interior una simple nave cubierta de madera a dos aguas y un altar sin prestancia parece ser todo.

Pero no, girad la vista a vuestra izquierda y encontraréis un pequeño altar siempre adornado con una flor y un cesto de papeles a su lado. Si os agacháis encontraréis la inscripción que reza que precisamente allí descansa el cuerpo de Beatrice (Portinari), la amada platónica de Dante, a la que dedicó toda su gran obra literaria, la Divina Comedia.
El poeta la conoció allí, en la pequeña parroquia de los señores de la zona (los Cerchi).

Si se mira en el cesto de mimbre se encontrarán cientos de pequeños mensajes escritos por miles de turistas que por allí pasaron y quisieron decirle algo a la musa por excelencia de la literatura universal.

Pero aún hay más.
En esta iglesia Dante casó con Gemma Donati, la que será su real y sufrida esposa que, casualidades, también está enterrada, justo al lado contrario.
En su tumba no hay flor alguna, ni cesto con recuerdos de viajeros. Es la parte oscura de la historia, la menos literaria y real. Ni siquiera existe luz suficiente para realizar una foto

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada