miércoles, 10 de diciembre de 2014

EL FRONTAL DE ALTAR DE DURRO. LA TERRIBLE HISTORIA DE SANTA JULITA Y SAN QUIRCE


Esta pintura sobre tabla que serviría como frontal de altar de la iglesia de San Quirce (Valle de Boí) es un perfecto ejemplo de los modos más populares del Románico.
Igual que ya vimos en el caso bizantino (simplemente comparad los mosaicos de Santa Sofía con las pinturas murales de Capadocia), en el mundo románico tenemos obras de modo dominante (según terminología de Sureda) realizada por los grandes talleres (como sería la tabla de los Apóstoles que ya analizamos aquí) con los modos más populares de este ejemplo.

En ellos, y sin renunciar a una misma estética (hieratismo, frontalidad, fondo plano, isocefalia, desproporción anatómica, figuras bidimensionales...) se encuentra un mayor gusto por los detalles (especialmente en los escabrosos) que se dirijan de una forma más directa al espectador e incidan en su ánimo, perdiendo en el proceso majestuosidad y eternidad.
Con su grafismo ingenuo pero sumamente eficaz se consigue una narración vívida de los distintos episodios de tortura

En el altar nos encontramos rodeados de una mandorla, al modo de una Virgen kiriotissa, Santa Julita y su hijo San Quirico que serán sometido a todo tipo de tortura por unos sayones de aspecto fiero.
Sin necesidad de ninguna expresión en sus rostros, el artista logra transmitir toda una forma de pensar y sentir basada en el miedo y el sadismo, con torturas que también debieron ser comunes en el ámbito civil dominado por señores sin freno alguno (aún más en lugares tan apartados como estos valles pirenaicos). En palabras de Sureda "es sintomático que el pintor se haya preocupado de resaltar distintas posibilidades de eliminación real o simbólica de un ser humano"

En el aspecto estético la obra es toda una sinfonía cromática en donde los fondos juegan con fríos y cálidos ya mostrados (como si fuera una paleta) en torno a la mandorla.
Sobre ellos se impone el rojo, siempre emparejado, de los sayones que, con un canon verdaderamente estilizado, juegan a crear formas sinuosas (casi como paréntesis) en torno al santo, enmarcándolo así.

1 comentario:

  1. Hola escritor muy Buenas tardes. Soy seema de empresa de viaje a india . Yo acabo de leer este blog sobre “el frontal de altar de durro. la terrible historia de santa julita y san quirce “ estoy seguro este tema va a ayudar viajes y turismo de España

    ResponderEliminar