domingo, 28 de junio de 2015

MOSAICOS ROMANOS EN LOS REALES ALCÁZARES DE CÓRDOBA

Junto al magnífico sarcófago pagano del que ya hablamos aquí, el Museo de los Reales Alcázares de Córdoba conserva una serie de fantásticos mosaicos, la mayoría encontrados en las excavaciones realizadas en la Plaza de la Corredera


Océano.
Hijo de Urano y Gea.
Su representación habitual es la de un hombre barbado, ligeramente melancólico, desde que la que surgen delfines 


Eros y Psique.
Eros (Cupido romano) se enamoró perdidamente de Psique, bella mortal que suscitó los celos de Venus. Tras superalos todos fue convertida en inmortal por Júpiter y se unió a Cupido en un largo beso, tal y como representa la iconografía, especialmente a partir del helenismo griego.
En las esquinas del relieve aparecen las estaciones, motivo pagano que pasará a la iconografía cristiana, tal y como podemos ver en el Tapiz de Gerona


Actor trágico.
Posiblemente declamando a Edipo (ya ciego), crea un extraordinario efecto de perspectiva en el tenderete trasero (posible scena).
Su técnica, de diminutas y muy coloreadas teselas, es la mejor de todo el conjunto.


Cabeza de Medusa.
Recogida de la iconografía helenística la muestra de forma poco habitual, con cara aniñada y sin las famosas serpientes que surgían de sus cabellos.


Polifemo y Galatea
Representa los amores entre el gigante y la ninfa con un fondo natural que, pese a su esquematismo, resulta encantador.



No hay comentarios:

Publicar un comentario