domingo, 1 de noviembre de 2015

SAN GIOVANNI DE LOS FLORENTINOS. Una iglesia manierista con las tumbas de dos genios barrocos


Muy cerca de la Via Gulia, existe una iglesia poco conocida (entre las decenas romanas) que une Renacimiento manierista y (de una forma muy intensa) barroco.
Desde lejos nos llama su atención su gran cúpula, tan esbelta como corresponde a un barroco aún no del todo desarrollado.
El origen de la iglesia (realizada para los florentinos de la ciudad) hay que buscarlo en Bramante y sus estudios de planta centralizada iniciados en Santa María delle Grazie de Milán y formalizados definitivamente en el Vaticano y un concurso en donde intervinieron Peruzzi, Sangallo o Sansovino que tuvieron que enfrentarse con los problemas de cimentación (se encuentra sobre un arenal creado por el vecino Tíber)

La iglesia actual la realizó Giacomo della Porta (autor de la fachada del Gesú), en la que crea una planta longitudinal que se contrapone con una gran cúpula que centraliza su espacio final y que, en su proyecto inicial, aún recordaría más a Bramante con las exedras de ábsides y brazos).
Sobre la estructura general, Carlo Maderno simplificó el proyecto (eliminando tramos, creando la fachada, cercana a San Andrea della Valle o rematando los brazos y presbiterio con paredes rectas).

Posteriormente Borromini trabajó en el altar, creando un marco de mármoles y estucos a la escultura de Raggi.

Pero si algo hace diferente y emocionante esta iglesia son sus sepulturas. En ella se encuentran enterrados Maderno y el que fuera su ayudante cantero y gran maestro de la arquitectura, Francesco Borromini que vivió siempre en este barrio (vicolo dell´Agnello).

En un principio su sepultura se iba a realizar en la cripta de su gran obra, San Carlino de las Cuatro Fuentes, pero las "irregularidades" de su muerte (acaso suicidio, al clavarse la espada de cavalliere con la que le había condecorado el papa Inocencio X, presa de una profunda depresión y un progresivo agravamiento de sus episodios asmáticos) hizo que la congregación de los Trinitarios no considerara oportuno su entierro en ella.























.

1 comentario:

  1. Salutaciones estamos en San Carlos Borromeo a las Cuatro Fuentes

    ResponderEliminar