domingo, 18 de septiembre de 2016

LA CAPILLA PALATINA DE PALERMO


Quizás sea el más exquisito ámbito arquitectónico y musivario de todo el estilo Siculo-normando.

En él se encuentra condensada la multiplicidad étnica y cultural (cristiana occidental, ortodoxo bizantina e islámica) que fue utilizada como el perfecto recurso de propaganda del poder, que se sitúa sobre todas estas cultura en manos de la familia Altavilla que, a su vez, asegura y permite su plena y pacífica coexistencia.

Entendida como capilla palatina dentro del Palacio Normando, fue mandada edificar por Ruggero II tras su coronación.
Arquitectónicamente se recurre a un estricto esquema basilical occidental de tres naves sin crucero que se remata en un ábside-mirab y nártex a los pies
Nártex transversal

Estas naves se dividen y sustentan por medio de columnas clásicas desde las que voltean arcos.
Sobre ellos aparecen grandes paños de pared con escasas ventanas (dejando un gran espacio para la decoración de los mosaicos).
La cubierta une, para las naves, el techo en madera con mocárabes de origen islámico, con la cúpula de media naranja sobre amplísimas y profundas trompas.

La decoración musivaria fue realizada en dos fases: Ruggero II (presbiterio, mucho más bizantina) y  la segunda, en 1163, 20 años más tarde, por Guglielmo I (naves laterales, más románica).




















Cúpula del presbiterio




















Mosaicos de las naves que servirán de modelo a los más antiguos de Monreale.

 

Especialmente significativos por su iconografía regia son los mosaicos de la pared de los pies en donde se encontraba situado un trono (puramente simbólico pues el rey se encontraba en el presbiterios durante las celebraciones).


Sobre él se sitúa un curiosa deesis de Pantocrator flanqueado por San Pedro y San Pablo, mientras que los leones de los Altavilla aparecen en la parte inferior, enredados en el ramaje.




Existe toda una decoración geométrica que recurre a motivos islámicos realizando de forma cosmatesca (algunos autores han querido ver en este estilo sículo-normando el eje de expansión de esta forma de trabajo sobre piedras duras)










































.

No hay comentarios:

Publicar un comentario