martes, 21 de julio de 2015

LA LUCCA ROMANA QUE YA NO EXISTE PERO SIGUE ESTANDO


Hace tiempo veíamos el mantenimiento del cardo romano en la Nápoles moderna. Hoy nos pasamos por Lucca para asombrarnos cómo una ciudad puede mantener su historia en su viario, aunque los edificios hayan desaparecido y las losas del suelo se removieran cientos de veces.
Fijaros en esta reconstrucción de la Lucca romana, fundación del siglo II a C.
Especialmente buscad dos puntos tan habituales en estos trazados de las ciudades romanas: el foro central, gran plaza porticada desde la que se crea el trazado hipodámico, y el anfiteatro que se construyó extramuros.

Las múltiples historias, destrucciones y construcciones de la ciudad han ido borrando los edificios pero, curiosamente, han dejado que su impronta quede grabada a fuego en el urbanismo.
Del foro nos queda la gran plaza (aún central) de la plaza de San Michele cuyo centro ocupa la iglesia del mismo nombre.




Pero más asombroso es aún el recuerdo del anfiteatro, convertido ahora en una encantadora plaza oval cerrada al tráfico en donde las casas se alzan donde estuvieron la cavea




DE TURISMO POR LUCCA

2 comentarios:

  1. La conozco y mucho, sus torres con higuera incluida.
    salud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué es lo que no conocerás en Italia? Que envidia

      Eliminar

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)