lunes, 25 de abril de 2016

KLEE Y TÚNEZ. CUANDO EL COLOR TOMÓ LA PALABRA


En apenas quince días (1914), un viaje a Túnez con sus compañeros Macke y Moilliet, cambiaron por completo el estilo de Klee y le lanzaron a imaginar un mundo dominado por las relaciones de los colores.
Hasta entonces, el pintor apenas si había realizado una carpeta de grabados y algunas pinturas bastantes mócromas en donde era la línea la verdadera protagonista.
Sin embargo, la visión del sur (y como ya había ocurrido con Delacroix o Matisse) llenó los ojos de Klee de luz y color.

El color ha tomado posesión de mí. Ahora me poseerá para siempre. Estamos unidos hasta el final. Me he convertido en pintor”, escribiría en su diario.

Sobre un motivo de Hammamet

En realidad, el viaje ha sido un tanto mitificado, y a mi juicio sólo es el estallido final de una serie de sugestiones y pensamientos que se habían desarrollado en los últimos años. Está su estudio del color en las teorías de Delaunay, su contacto con Kandinsky y Macke en plena efervescencia del Jinete azul, el conocimiento del cubismo (especialmente el sintético)... que están poniendo las bases de este deslumbramiento.
En los cuadros de estos días la realidad, convenientemente geometrizada a sus formas esenciales (en el fondo siguiendo ideas cubistas sintéticas), se convierte en dulces colores a la acuarela (que se superponen a la línea, desbordándola en muchas ocasiones sin ocultarla por completo) que se relacionan unos con otros.
Es el inicio de sus armonías musicales a través del color (la famosa sinestesia) que una y otra vez regresarán a su obra.


























Sonido antiguo


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)