miércoles, 1 de agosto de 2018

ÁNIMA MUNDI. LOS PERSONAJES. MARÍA

Se llama María. Cuarenta años muy bien llevados, inteligente y culta, morena de cierto y, sobre todo, una buena amiga.
No hace mucho tiempo que nos conocemos, pero desde el primer momento supimos que nos necesitábamos, pues teníamos lo que a la otra le faltaba.
Ella es pausada y algo somnolienta, disciplinada y con un control absoluto de sus emociones.
Probablemente se trata de hábitos adquiridos, pues desde muy pequeña comenzó practicando yoga para luego conocer el taichi y el Reiki, convirtiendo sus aficiones en su manera de vivir, creando un centro de meditación y actividades relacionadas con lo oriental que dirige con una mano tan blanda y suave que nadie diría que lo hace (al contrario de otros, ¿verdad, Lucas?)
Está bien emparejada y tiene dos hijos tan bellos por dentro como ella, muy rubios y sonrientes que muchas veces le acompañan.
Su marido, por su propia petición, no es motivo de esta historia, y pongamos que se llamara Andrés.

María tiene algo que me fascina: la espiritualidad. Da lo mismo que practique reiki o taichi o se plante en la calle Pureza cada madrugada de jueves santo para ver salir a la Esperanza de Triana. En cada momento, a lo físico siempre añade un punto de.... Es difícil ponerle una palabra. Espíritu, energía, transcendencia. Cualquiera de ellas vale aunque ninguna consiga definir por completo esa paz que tiene su mirada mientras relaciona los chacras con la física cuántica más puntera o habla de energías e intenciones como forma de sanarse a uno mismo, pues la enfermedad no es un problema, sino un síntoma de un desequilibrio.
Holística, le llaman algunos sin saber muy bien qué significa esa palabra, aunque sea del todo correcta en su idea de una relación de todas las cosas.
- Como la fuerza de los jedais - suele decir riendo.
Pues eso también la distingue, un sentido del humor discreto pero cierto que (creo) muchas veces le sirve de brújula infalible para sus singladuras más complejas, desarmando a los prepotentes y acercando con cariño a los tímidos.

Por lo menos yo la veo así. Ya os seguiré contando.


Toda María



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)