martes, 15 de octubre de 2013

SANTA MARÍA DELLA PIEVE. AREZZO (1)


Sobre una construcción anterior en el siglo XII se renueva toda la fábrica en estilo románico resultando una de las verdaderas joyas arquitectónicas de la Toscana medieval.
A la fachada le dedicamos otro post; veamos su ábside e interior.

El ábside sigue los modelos pisanos (pero también vénetos) con una galería superior de arcos de medio punto (en el fondo una influencia carolingia, la llamada galería renana, que entra en la península desde el norte difundiéndose hasta el centro) sobre la que se abre otra galería adintelada, de sabor clásico. Curiosamente, y pese a ser de tres naves, soló se crea un ábside, terminando las naves laterales en testeros planos animados por arcos ciegos que realzan la zona central

Al interior se articula siguiendo los modelos paleocristianos de altas y elegantes columnas exentas sobre las que se apean arcos levemente apuntados. Todo cubierto por la tradicional techumbre a dos aguas con tirantes, bellamente decorada.


En el crucero las estructuras sustentantes se complican (creando pilares de columnas adosadas) que sustenten una espectacular estructura (de la que no se llegó a realizar la cúpula) sobre pechinas y los brazos de crucero.

También desde formas paleocristianas, la cripta no se encuentra por completo enterrada, creando un presbiterio elevado iluminado por la mencionada galería de arcos, y rodeada por las dos naves laterales que se continúan, sin ábside, hasta la cabecera





En esta cripta, sustentada por columnas y con bóvedas de arista, se encuentra el relicario (magnífico) de San Donato.

1 comentario:

  1. Yo he estado ahí, las fotos aunque son buenas no le hacen justicia, un lugar impresionante como toda Arezzo.

    ResponderEliminar