sábado, 22 de febrero de 2014

EL JARDÍN HISPANOMUSULMÁN. Tito Rojo y Casares Porcel


Investigando en las estanterías de la Casa Árabe, estas Navidades he conseguido regalarme este libro magnífico.
Dividido en tres grandes bloques su lectura me parece imprescindible para el amante de los jardines islámicos.
La primera de ellas se ocupa del jardín hispano-musulmán, de forma muy completa y actualizada (2011). En él, frente a las tesis más religiosas del jardín como trasunto de Paraíso coránico, los autores apuestan por el jardín como forma de prestigio y poder, estableciendo modelos desde el huerto-jardín a los distintos tipos de almunias o patios, así como su evolución a lo largo de la Edad Moderna para su nueva reformulación en los siglos XIX y XX (primero a través del orientalismo y el nacionalismo para ir posteriormente evolucionando hacia posturas más científicas)
Es muy loable su doble estructura de estudios, que parte de los textos y de las más recientes excavaciones (que van más allá de lo puramente arquitectónico para realizar análisis de polen, rastreo de especies...)

                                                
La segunda estudia el Generalife (en donde los propios autores han realizado numerosas excavaciones), con asombrosos descubrimientos sobre su estructura nazarí y su evolución a lo largo del tiempo de los que nos ocuparemos próximamente.

La tercera parte analiza la figura de Torres Balbás y su influencia en la creación del jardín andaluz que aún hoy podemos encontrar en numerosos lugares

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada