sábado, 1 de marzo de 2014

EL ARTE RELIGIOSO DE LA CONTRARREFORMA. EMILE MÂLE


Los verdaderos clásicos son siempre novedosos.
Por lo menos esto le ocurre a este magnífico ensayo (de 1932) que se sigue leyendo como una ventana abierta.
Partiendo del Concilio de Trento, el autor hace un estudio exhaustivo de los modelos iconográficos que triunfarán en el barroco (el martirio, la visión, el éxtasis, la muerte...), analizando las nuevas iconografías y devociones al estilo de los Annales (uniendo arte, iconografía, religión, sociedad e, incluso, economía e ideologías).

Junto a ello rastrea pervivencias anteriores (como la alegoría renacentista), poniendo especial atención en las relaciones entre las sensibilidades tardogótica (de la que era un verdadero especialista) y barroca.
                                          

Realmente un libro de cabecera para comprender el barroco más allá de sus formas, que gracias a él se convierten en significativas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada