lunes, 27 de agosto de 2012

SERGIO Y BACO. LA ARQUITECTURA DE JUSTINIANO


Si lo buscáis en los planos de Estambul, nunca lo encontraréis por este nombre sino con otro mucho más curioso, la pequeña Santa Sofía.
Evidentemente tiene influencias de ella y fue edificada por Justiniano (y acaso planificada por el propio Antemio de Tralles), pero arquitectónicamente se encuentra mucho más vinculada a San Apolinar de Rávena
Si observáis el plano veréis que se trata de un octógono con exedras inscrito en un cuadrado, con una cabecera independiente de tres ábsides.

Una típica planificación de planta centralizada como la de Rávena con parte sagrada (ábsides), del clero y el emperador (octógono central cubierto por cúpula) y del pueblo (deambulatorio inferior y tribuna superior), con esa característica arquitectura de “cortinas” que ya vimos en Santa Sofía que crea una visión unitaria en la zona central y múltiples visiones fragmentarias en las zonas laterales (una forma sutil de exponer el poder del Emperador al que el pueblo accede de forma fragmentaria)
Deambulatorio de la tribuna superior
Visión desde el octógono central

El octógono central




 La arquitectura de cortinas

Esta arquitectura aúlica (se encontraría vinculada a la zona marítima del palacio, igual de santa Irene o Santa Sofía lo hacían con las zonas altas)
El alzado exterior es también típico de la época, con una cúpula poco sobresaliente (pues carece de verdadero tambor)


En el interior se alternarán los grandes pilares de sujeción con columnas y tríos de arcos que crean formas semicirculares

Lamentablemente, su conversión en mezquita nos ha privado de toda su decoración, deformando por completo sus espacios con unos horribles tonos azulados que se interponen a la arquitectura.

De la época solo podemos observar el friso y unos excelentes capiteles trepanados muy cercanos a Santa Sofía.

Por otra parte, las irregularidades de planta y alzado han dado mucho que hablar, aunque la opinión mayoritaria es que, con un plan maestro, su ejecución fue realizada por equipos bastante poco especializados que no consiguen la exquisitez de San Vital.


No hay comentarios:

Publicar un comentario