miércoles, 29 de agosto de 2012

LA REFORMA DEL PASEO DE RECOLETOS POR ALVARO DE SIZA



Desde el 2005 se planteó la reforma del gran eje cultural Prado-Recoletos, siendo ganador del concurso Alvaro de Siza (arquitecto portugués al que se debe la reforma del Chiado tras su incendio).
El proyecto se inició desde Colón y ocupa casi la mitad de Recoletos (y muy probablemente aquí se quedará viendo las dificultades económicas del Ayuntamiento de Madrid, endeudado hasta límites insoportables).
Pese a ello, lo que se ha hecho es elegante y casi inmaterial, pues como decía el propio Álvaro de Siza, se pretende cambiar sin que lo note el paseante, pero sí que lo disfrute.
Para ello se han establecido algunas reformas monumentales (como el traslado del monumento a Colón al centro de la plaza, como estuvo en su origen, o el cambio de la cascada del Centro Fernán Gómez que tenía graves problemas de humedades y ruido por una simple pero elegante pantalla), el acento se ha puesto en el paseante, ampliando las zonas peatonales y dotándolas de una nueva imagen.
.
Esta imagen se produce por medio de un mobiliario urbano sumamente moderno pero que se camufla en el ambiente, sin crear distorsión alguna.


La segunda reforma pasa por un cambio de los pavimentos que juegan con el paseante con distintas texturas y formas, haciendo una nueva experiencia sensorial del paseo urbano. Comparad simplemente el antes y el después





























No hay comentarios:

Publicar un comentario