viernes, 24 de agosto de 2012

EL CALL DE BARCELONA


El barrio gótico barcelonés mantiene sorprendentes secretos que el ayuntamiento, en una inteligente y sensible política, está integrando bajo el título de Museo de Barcelona que se extiende a las exposiciones pero también a los recorridos e incluye la Barcino romana o este call (judería) que se completa con un reciente Centro de Interpretación.


Y es que una ciudad comercial de tal envergadura durante la Edad Media era imposible sin su comunidad judía que, en la actual localización (Call Mayor) en 1275, bajo el patrocinio de Jaime I, que creó su primer barrio separado y cerrado por dos puertas que se tendrá que ampliar (hasta llegar a las 4.000 personas) con el Call menor, con la llegada de judíos franceses, que avanzaba hacia la famosa calle de Avignon.
.







 Como todas estas comunidades disponía de una serie de edificios públicos (actualmente desaparecidos) como la carnicería, la sinagoga, distintos baños.



Maqueta baños judíos


Esta comunidad judía prosperó y llegó a conceder sustanciosos préstamos a los condes catalanes, aunque no solo había pretamistas, sino también médicos, rabinos, hortelanos, comerciantes y artesanos.


Su destino fue tan trágico como el resto, siendo saqueada en la famosa oleada antijudía del 4 y 5 de agosto de 1391, en la que murieron más de 300 judíos



No hay comentarios:

Publicar un comentario